El juicio oral por el emblemático caso de corrupción denominado Embrujo continuó ayer con el inicio de los alegatos de las partes. El primer turno fue para la acusación en cabeza del Ministerio Público Fiscal.
El fiscal Omar Rodriguez planteó los vínculos del estudio contable de Gatica, el lavado de dinero y las empresas Sepat y Mezeta Consulting. “Había un contacto fluido entre Correa y Gatica y este no podía desconocer que la empresa Sepat estaba manejada por Correa y sobre el vínculo entre éste y Luters. Había contrataciones con el Estado y la existencia de esas facturas debió haber sido advertido por Gatica. Era dinero negro que se intentaba reinvertir a través de esa empresa con las facturaciones que pasaban por el estudio de Gatica”, expresó.
Las afirmaciones del fiscal Rodriguez están avaladas en grabaciones y documentaciones que se exhibieron en el juicio y fueron direccionadas a probar que Gatica no era el inversor del edificio de la calle Mitre de Rawson.
Las oficinas y los consultorios de la calle Mitre de Rawson respondían al mismo mecanismo con la intervención de Mezeta Consulting. “La participación de Sandro Figueroa, los pagos que hacían al constructor y al arquitecto, los costos de cambio del proyecto, son indicativos de que era una obra a cargo de Correa. En una de las primeras reuniones con el arquitecto y el constructor, el mismo Correa pidió “cautela” para que no aparezca su nombre. ¿Si Gatica era el único inversor, por qué aparecen recibos que nada tienen que ver con él?”, se preguntó Rodriguez. “Hay un mensaje de Luters al escribano en donde le dice: Correa va a estar al mando de todo”, dijo reforzando sus argumentos.

Coartadas

“Gatica le mintió a su socio Glades para ocultarle de que estaban lavando plata. Luego de las detenciones comienza a preocuparse y comienza a pedirle facturas viejas a su arquitecto. Fueron conductas típicas de una coartada. Las deudas que pagó luego de las primeras detenciones, fueron para hacer aparentar que él era el inversor. Los 400.000 pesos que dijo que extrajo para pagarle a Correa y hacer aparentar que era el inversor, en realidad los sacó para comprar un vehículo Ford Mondeo”, dijo el fiscal.
Luego se preguntó: “¿Si Gatica era el inversor de los consultorios, porqué es Correa el que decide suspender la obra pocos días antes de las detenciones?”.

Luters anotaba todo

En la planilla de anotaciones que en detalle llevaba Luters, está el listado de las propiedades, casas, vehículos y terrenos. También Luters había anotado que Mezeta Consulting estaba en el listado porque era parte de las propiedades de Gatica. “La mala justificación de Gatica en este juicio, lo comprometen aún más. Porque colaboró y dio las herramientas para que Correa haga aparecer como legítimo lo que en realidad era blanqueo del dinero mal habido”.
Rodriguez concluyó en pedir al Tribunal que considere penalmente responsables a Gatica y Correa como coautores del delito de lavado de activos doblemente agravado. En el caso de Gatica, por la profesión de contador habilitado por el Estado. El fiscal general Williams le sumó la existencia de jurisprudencia internacional que agrava este tipo de delito.

Gobierno de Chubut