El líder del Sindicato de los Petroleros, Guillermo Pereyra, amenazó con parar Vaca Muerta por las mil suspensiones que causó el congelamiento de combustibles y la imposición del barril criollo por parte del Gobierno. Ahora, «el cuerpo de delegados de la organización, facultó a la Comisión Directiva del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa a tomar todas las medidas gremiales que sean necesarias”