De cara a las elecciones de octubre donde se elegirá al próximo intendente de Comodoro Rivadavia, las fuerzas políticas que fueron a internas en agosto conformaron sus listas de concejales.
Juan Pablo Luque, viceintendente de Comodoro Rivadavia y candidato a intendente por el Frente de Todos, señaló que hubo acuerdo con Guillermo Almirón para cerrar la lista de integración del Concejo Deliberante, y quedó conformada por cinco concejales de Almirón y siete de Luque.
“Como nosotros habíamos conformado la lista con el sistema de integración por género, integramos y se conformó la lista que se presentó. La Carta Orgánica nos permite generar otro tipo de conformación de lista, nosotros decidimos respetar la paridad de género. Falta la oficialización por el Tribunal Electoral”, dijo el Viceintendente.

Crisis provincial

Luque reconoció que en este momento el asunto más urgente es atender la crisis provincial, y en ese sentido afirmó que esa circunstancia afecta cuestiones que son parte del eje de campaña que llevó a delante su sector político, al señalar que ante el escenario actual resulta muy difícil poner en práctica una iniciativa para mejorar el nivel educativo de los niños, puesto que “estamos viviendo un enorme fracaso como sociedad. Hemos retrocedido y perdido algo tan preciado e importante como la Educación”.
“Nadie lo está mirando, estamos perdiendo el foco y acostumbrándonos a una cuestión gravísima, ni siquiera hablamos del perjuicio hacia el futuro, que es tan grave e importante que están sufriendo los chicos de Comodoro”, sostuvo el Viceintendente en alusión al impacto que produce la pérdida de días de clase.
Respecto del impacto de la crisis en la campaña municipal, Luque reconoció que una acción concreta fue la de bajar la candidatura de Germán Issa Pfister, con quien tomaron esa decisión porque “en vez de estar abocado a una campaña política, entendíamos que él tenía mucho trabajo por la gestión actual, por la grave situación económica que atraviesa la provincia”, advirtió el candidato a intendente.