Clic para ampliar

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), publicó este jueves su informe sobre desocupación, que indica que en el segundo trimestre de 2019, trepó al 10,6%, el más alto de los últimos 13 años. De acuerdo a los datos publicados más de 2,5 millones de personas que se ven afectadas por el desempleo. En este período se ubica un punto porcentual por encima del mismo período del año anterior, que fue de 9,6%.
En Patagonia el índice de desocupación alcanzó el 7,1%, mismo porcentaje que la subocupación.

Los datos

De acuerdo al informe del organismo oficial, en el segmento de varones de 30 a 64 años se registró un aumento más pronunciado del desempleo ya que pasó de 5,6 a 7,1 por ciento.
Entre los jóvenes, la tasa de desocupación creció de 21,5 a 23,4 por ciento en mujeres y de 17,3 a 18,6 por ciento en varones desde el segundo trimestre de 2018 al mismo período de 2019.
El registro muestra que la franja más castigada es la de mujeres de 14 a 29 años, entre las que el nivel de desocupación llega al 23,4 por ciento.
En tanto, teniendo en cuenta la rama de actividad de la última ocupación, se incrementaron por encima del resto los desocupados provenientes de la industria manufacturera y el comercio, con aumentos de 1,1 y 0,6 por ciento, respectivamente. “Pasan, en cada caso, a representar el 10,8 por ciento y el 17,2 por ciento del total de desocupados del trimestre analizado”, precisaron.
Asimismo, la región Gran Buenos Aires registró la mayor tasa de desocupación con 11,9 por ciento; seguido por la Pampeana, 11 por ciento; Noroeste, 9,4; Patagonia, 7,1; Cuyo, 6,3 y Noreste, 3,7.
En cuanto a la desocupación por región geográfica, se destaca como dato preocupante el nivel alcanzado en los partidos del conurbano, donde el problema afecta al 12,7 por ciento de la población activa, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires llega al 9,2 por ciento.
Entre los restantes conglomerados urbanos, los que exhiben tasas más altas de desempleo son Mar del Plata (13,4 por ciento), Gran Córdoba (13,1) y Salta (12,7).

Inflación mayorista

Esta semana se conoció también el informe de inflación mayorista que fue del 11,2% en agosto. Los precios a la salida de las fábricas fueron impulsados por la fuerte devaluación del peso posterior a las PASO. El dato del Indec está muy por encima de la inflación minorista, con lo cual imprime un acelerado ritmo de aumentos que se irá trasladando a las góndolas en los próximos meses.
En la comparación interanual, la suba de los precios mayorista fue del 62,9 por ciento y del 34,4 por ciento en lo que va de 2019. Se espera que en los próximos meses continúen fuertes alzas en la comparación interanual.
El indicador de precios mayorista tiene mucho más peso de los bienes que el indicador de inflación minorista. Como el Gobierno planchó buena parte de los servicios de cara al proceso electoral, el índice minorista reflejó sólo en parte la dinámica de precios de la segunda quincena de agosto.
Con el indicador que dio a conocer este martes el Indec, queda claro que a nivel mayorista se produjo un brutal corrimiento de los precios en función de la nueva dinámica del dólar en el escalón de los 60 pesos en un contexto de mucha más incertidumbre económica.
Los precios mayoristas de los bienes manufacturados subieron en agosto un 12,1 por ciento, mientras que los importados lo hicieron en un 28,2 por ciento. En tanto, los productos primarios avanzaron 4,3 por ciento.
En septiembre del año pasado, la inflación mayorista había alcanzado al 16 por ciento. El salto del índice de septiembre de este año es el segundo más alto de los últimos cuatro años.

Gobierno de Chubut