La línea aérea Norwegian solicitó una prórroga del vencimiento de su deuda a quienes poseen bonos de la compañía, con el fin de «aliviar la presión financiera» que sufre.
La deuda de esta «low cost» de origen noruego y que opera en la Argentina alcanza los 350 millones de euros. La empresa propuso a sus acreedores, como garantía, sus permisos de vuelo en el aeropuerto de Gatwick, en Londres.

Nuevo socio

Los acreedores se reunirán el 16 de septiembre para examinar la propuesta. Los bonos de Norwegian Air Shuttle vencen en diciembre de 2019 y agosto de 2020.
Además, trascendió que está negociando la entrada de un socio externo. La propuesta de Norwegian Air de retrasar el vencimiento de su deuda fue recibida inicialmente con caídas contundentes en la Bolsa de Oslo. Las acciones de la aerolínea cayeron poco después de la apertura hasta un 5%, ante la constatación de las dificultades financieras que afronta el grupo.

La deuda

La tercera compañía low cost europea debería devolver 250 millones de euros en diciembre próximo y 964 millones de coronas suecas (89,5 millones de euros) en agosto de 2020. La empresa quiere postergar los vencimientos a noviembre de 2021 y febrero 2022, respectivamente.
Hace dos semanas Norwegian Air vendió su participación en Norwegian Bank, y obtuvo 222 millones de euros, pero a pesar de esto la empresa sigue con problemas financieros. La medida (solicitud a sus acreedores) reabre a su vez las especulaciones de una posible opa.
Además, en 2018 la empresa registró pérdidas operativas de 380 millones de euros al cambio actual, una cifra superior tanto al importe de la ampliación de capital como al de las emisiones de bonos. Otro de los factores que afecto de lleno a la empresa, fue la restricción del uso de los aviones Boeing 737 Max, de los que tiene 18 unidades.

http://www.andesonline.com/