A menos de dos meses para las elecciones generales del próximo 27 de octubre, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que «ningún espacio político ha podido lidiar con problemas que arrastramos desde hace 70 años», por lo que consideró que «la única solución posible (a la crisis) es un gobierno de unión nacional. Opinó que «independientemente de quien gobierne», es necesario alcanzar un equilibrio para «que nadie tenga la suma del poder público».