Tras la decisión del Gobierno nacional de lanzar un paquete de medidas económicas entre las que se encuentra el congelamiento del precio del petróleo, las empresas petroleras de la Cuenca neuquina suspendieron a mil trabajadores.
En este contexto que el dirigente del Sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, amenazó con paralizar a Vaca Muerta. “Más de mil suspensiones, riesgo de despidos y bajas de equipos en la última semana son el resultado de todos los acuerdos incumplidos por parte de quienes deben garantizar las condiciones para que crezca el país”, describió el sindicalista.
Y apuntó que “ante esto, el cuerpo de delegados de la organización, facultó a la Comisión Directiva del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa a tomar todas las medidas gremiales que sean necesarias y se declara en estado de alerta y movilización permanente para reclamar el freno de las políticas erráticas con la urgencia de reencauzar el crecimiento de la cuenca y del país”.
Con el decreto 566/2019, se congeló el precio del barril del crudo a 59 dólares, cuando en verdad supera los 60, ya que en el resto del mundo el petróleo Brent, que es la referencia, se sitúa a ese precio.
“Esto genera un estado de desconfianza y se viola la seguridad jurídica, en este tema estamos complicados, tenemos a 1.000 compañeros en suspensiones rotativas, para evitar los despidos”, reveló Pereyra.
“No sé si en 2020 la actividad va a bajar. El próximo año el crecimiento que íbamos a tener, con 20 o 25 equipos trabajando, no lo vamos a tener. La gran oportunidad la tenemos para el 2021 para que la situación vuelva a despegar y tengamos el ritmo que teníamos. El gobierno nacional ha perjudicado toda la actividad”, concluyó el gremialista.

Gobierno de Chubut