La jueza María Fernanda Palma, del Juzgado de Familia 1, hizo lugar a un recurso presentado por un grupo de padres de alumnos para que se reanuden las clases a nivel local.

También, exhortó al Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación, a que se declare la Emergencia Educativa en todo el territorio provincial.

El documento, en su artículo primero, dispuso “la inmediata intervención del Estado Nacional, al garantizar la operatividad del ejercicio del derecho a la educación de todos los niños, niñas y adolescentes que habitan el territorio argentino”, contemplando “especialmente lo previsto por el Artículo 5 de la Constitución Nacional”.

Este último establece que “cada provincia dictará para sí una Constitución bajo el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garantías de la Constitución Nacional; y que asegure su administración de justicia, su régimen municipal, y la educación primaria”, agregando que “bajo de estas condiciones el Gobierno Federal, garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones”.

AMPLIAREMOS