Una multitud de familiares, amigos, alumnos y compañeros de trabajo despidieran los restos de las docentes María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz, quienes murieron en la ruta luego de participar de una movilización en Rawson, en reclamo de que se cumplan sus derechos como trabajadoras del Estado.
Comodoro Rivadavia vive días de luto, emoción y tristeza por las muertes de las docentes María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz, quienes murieron luego de protagonizar un fatal accidente en ruta 3, a pocos kilómetros de Trelew, cuando regresaban a Comodoro Rivadavia luego de haber participado de una movilización en reclamo del pago en tiempo y forma de sus sueldos como trabajadoras estatales.
El miércoles por la tarde un cordón humano recibió los restos de las docentes en el cruce de las rutas 3 y 39, donde se vieron expresiones emotivas de afecto y acompañamiento a familiares de las víctimas.

En silencio

Los restos de las docentes fueron velados en la sala A y B de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, sobre Avenida Hipólito Yrigoyen, donde concurrieron compañeras de trabajo y alumnos de la Escuela 738, junto a otros trabajadores de la educación y estatales.
Este jueves por la mañana el cortejo fúnebre fue acompañado con aplausos emotivos cuando salieron rumbo al Cementerio Oeste, donde una multitud acompañó los cajones en silencio, con lágrimas en los ojos y el grito atragantado de dolor de sus más allegados, que todavía no pueden creer el fatal desenlace en el que terminó la lucha que llevaban adelante para poder cobrar el salario en tiempo y forma, contar con una obra social que los cubra y solicitar la refacción de las escuelas.

Profundo pesar

El esposo de María Cristina Aguilar, Jorge Mansilla, en declaraciones a la prensa dio detalles de la lucha que llevaba adelante su compañera de vida: “mi esposa era una mujer que hacía lo que cualquier ciudadano hacía que era trabajar, y fue a reclamar algo tan simple como que te paguen”.
Jorge contó también que Cristina estuvo presente el miércoles 4 de septiembre a la madrugada en rutas 3 y 26 cuando un grupo de violentos encapuchados que decían representar a petroleros, rompieron el corte de que llevaban adelante los empleados estatales. “En su lucha participó en muchas protestas, estuvo el día cuando éste gobierno mandó a trabajadores contra trabajadores. No sé si eran trabajadores petroleros, igual estuvo y cuando nos contaba lloraba porque ella era un ser muy sensible, lloraba de la impotencia, no sé si eran trabajadores petroleros porque los verdaderos petroleros se bajaron de los colectivos en apoyo a ellos, no hay que comparar”.
Mansilla pidió que las muertes de las docentes no sean en vano “tiene que haber un antes y un después de las muertes de Jorgelina y Cristina, porque si no, sus muertes no valieron nada, y mañana nos olvidamos”.