La Secretaría de Energía de la Nación anunció que finalizó la cancelación de todos los créditos que tenía con las generadoras eléctricas del país, en concepto de viejas deudas acumuladas durante el congelamiento de las tarifas residenciales. Puntualmente, el desembolso total fue por unos 120 millones de dólares. En tanto, dentro de las firmas beneficiarias se encontró Aluar, la empresa ubicada en la localidad de Puerto Madryn. Además, la medida alcanzó a Pampa Energía, Central Puerto e YPF Luz.
Vale recordar que si bien la negociación venía desde hace varios meses, los pagos se produjeron en uno de los momentos más delicados del Estado Nacional, jaqueado por la corrida cambiaria y bancaria. Además, la situación económica y financiera de Argentina no está atravesando su mejor momento, ni mucho menos.
Cabe aclarar que las conversaciones comenzaron el año pasado cuando se inició el proceso de venta de las centrales Brigadier López y Ensenada Barragán, que estaban en manos de la estatal IEASA (Ex Enarsa). Las generadoras plantearon en ese momento que para facilitar el financiamiento de las obras de cierre de ciclo en esas centrales, condición obligatoria del pliego de venta, era positivo que el gobierno cancele esa deuda; máxime por la falta de financiamiento internacional.
El reclamo se acentuó luego de que el 1 de marzo del corriente año la Secretaría de Recursos Renovables y Mercado Eléctrico publicó la resolución 1/2019 que redujo la remuneración que venían percibiendo las generadoras por operar las centrales térmicas e hidroeléctricas que producen un 60% de la electricidad que consume la Argentina. La medida impactó de lleno en las plantas que llevan años en actividad y no están alcanzadas por ningún esquema de promoción del Estado, tales como el Renovar, Foninvemen y los contratos de las resoluciones 220/07 y 21/2016, 287/17. Las afectadas fueron Pampa Energía, Central Puerto, Enel, AES, Albanesi, y Orazul Energy, entre otras.
En ese contexto, la propuesta a las generadoras que operó a modo de incentivo y a la vez compensación consistió en cancelar las acreencias acumuladas más los fondos equivalentes a los mantenimientos no recurrentes no realizados en un único pago con una quita del 18%.
Por su parte, la negociación con las empresas la encabezó Nerio Peitiado, jefe de Gabinete de la Secretaría de Energía y hombre de confianza de Gustavo Lopetegui. Asimismo, las empresas fueron negociando individualmente su acuerdo y la mayoría terminó de recibir los pagos el viernes de la semana pasada.

Gobierno de Chubut