El fiscal Eduardo Taiano imputó al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, por la ampliación irregular de los contratos de concesión de rutas nacionales. La acción penal fue impulsada tras una denuncia del Sindicato de Trabajadores Viales y Afines. Es que sin llamar a una nueva licitación, como lo indica la ley, el Estado habilitó a varias empresas -entre ellas a Iecsa, de Angelo Calcaterra, primo del Presidente- a seguir cobrando peajes y certificados de obra por 30 mil millones de pesos, a pesar de que los contratos ya habían vencido.