Fue nominado en reiteradas ocasiones, en 1967 casi lo consigue, pero nunca llegó a ganarlo. El mismo autor y su entorno alegaron motivos políticos, mientras la otra campana – la academia-, justificó que su arte era «demasiado exclusivo o artificial».
Borges fue narrador, poeta y ensayista, autor de piezas como “Historia universal de la infamia” (1935), “Ficciones” (1944), “El informe de Brodie” (1970) y “El Aleph” (1974) y de ensayos como “El tamaño de mi esperanza” (1926) o “Historia de la eternidad” (1936). Fue nominado al Premio Nobel de Literatura en 1967, 1968, 1969 y 1970, sin embargo, nunca lo pudo ganar.

¿Qué es el premio Nobel?

El Premio Nobel es un galardón que se otorga a personalidades de diferentes áreas de investigación y descubrimientos a nivel científico o cultural, relevantes para el bienestar de la humanidad. Tiene su origen en Suecia, en 1895, año en el que fallece Alfred Nobel, ingeniero industrial impulsor de esta idea. En 1901 comenzaron a entregarse anualmente los premios en las siguientes categorías: Física, Química, Medicina, Literatura y Paz. La distinción para la persona o institución seleccionada recibe una medalla de oro, un diploma y una suma de dinero.

Política y arte

Gracias a la desclasificación de los archivos de la Academia, 50 años después, se descubrieron las razones por las cuales Jorge Luis Borges no recibió el Premio Nobel de Literatura tras la nominación de 1967. El motivo principal, que se creyó durante mucho tiempo, y que sostuvo el mismo escritor, fue el político. El escritor era de carácter conservador y muy crítico de la literatura comprometida de su época, y se menciona su antiperonismo, su acercamiento a Rafael Videla y la visita a Augusto Pinochet para recibir un doctorado honoris causa en la Universidad de Chile.
Elogios polémicos

Allí pronunció un discurso que fue muy cuestionado y del que años después se arrepintió públicamente, en el que elogiaba al dictador. De hecho, fue confirmado por el académico sueco Arthur Lundkist, quien introdujo la obra de Borges mediante traducciones en Europa, que estos dichos fueron tenidos en cuenta por la Academia. En 2016, fue María Kodama, la viuda del escritor, quien lo reafirmó.

Presuntas burlas

María Esther Vázquez, autora de “Borges, esplendor y derrota”, devela el supuesto segundo motivo por el cual el escritor no recibió el premio. Cuentan que en una cena institucional, luego de recitar poemas escritos por Lundkist, Borges se burló del autor delante de todos los presentes. Este dato le llegó al académico que, memorioso él, nunca se lo perdonó. Sin embargo, el secretario permanente hasta 2009, Horace Engdahl, afirmó que en la Academia no influyen cuestiones ideológicas ni de índole personal en la decisión final para otorgar el premio.

Fuente: Secretaría de Cultura de la Nación

Gobierno de Chubut