Integrantes de la Cooperadora del Hospital “Santa Teresita” manifestaron este miércoles a la intendente a cargo del municipio de Rawson, Araceli Di Filippo, la necesidad de dilucidar el destino de 4 millones de pesos que Nación habría transferido al Ejecutivo local hace dos meses, y que estaban destinados a la compra de un equipo de Rayos X.
El Ministerio de Salud de Nación, en el marco del Programa Municipios Saludables, habría efectuado el depósito de los fondos al gobierno de la intendente, Rossana Artero -suspendida momentáneamente en sus funciones a la espera de lo que se resuelva la comisión Investigadora de Juicio Político-, para que éste los gire a la entidad.
La presidente de la Cooperadora del Hospital “Santa Teresita”, Natalia García, señaló que “estamos con la inquietud de saber qué pasó con los fondos que se habrían bajado de Salud”.

Compromiso

Gustavo Díaz Mare, colaborador de la entidad cooperadora señaló que “los 4 millones ya estaban comprometidos, incluso ante el director del hospital Cristian Setevich, e iban a ser utilizados en el proyecto de renovación del equipo de rayos que ya tiene 30 años”.
Díaz Mare relató que “hace 60 días el proyecto de declaración de Rawson como Municipio Saludable fue aprobado, incluía renovación del equipamiento del hospital, y algunas obras, y Artero hace un mes nos dijo ya habían recibido los fondos y que los iban a destinar a la cooperadora para que se compren los equipos. Eso no se cumplió, por ello hablamos con Di Filippo, y nos dijo que se va a chequear donde están los fondos”.
Por último explicó que “si el municipio recibió los fondos tiene la obligación legal y moral de transferirlos para que se cumpla con el objetivo, sino es defraudación, no se le puede haber dado otro destino a la plata. En este caso nosotros y la comunidad de Rawson debemos exigir que se compre el equipo”.