COMODORO RIVADAVIA – Personal de la División Sustracción Automotores, a cargo del subcomisario Sebastián Bevilacqua, llevó adelante un operativo de control en un taller en la calle Antonio Cañal. En el mismo, según precisaron, se secuestró una motocicleta que tenía pedido de secuestro y no contaba con la chapa patente. La misma minutos después fue verificada con el dominio 607 JKX. Se trataba de una moto marca Yamaha modelo FZ16, con pedido de secuestro activo del 21 de agosto de 2015 por el delito de robo de automotor. El rodado fue trasladado a la sede de la División Sustracción Automotores e intervino el Ministerio Público Fiscal.