La crisis económico financiera que atraviesa la provincia y la demora en el pago de sueldos estatales impacta cada vez más profundamente en las arcas de los municipios por el retraso en los impuestos. En el caso de la Municipalidad de Trelew, semanas atrás confirmaron que la recaudación cayó más de un 40 por ciento y en ese contexto se advierte que resulta necesario ampliar las opciones de facilidades de pago.
De acuerdo a la información oficial, el indicador más claro es el débito automático, sistema que utiliza un importante número de empleados públicos provinciales para pagar sus impuestos, y que no se ha acreditado producto de la demora en el pago de haberes.
En ese contexto analiza desde la Dirección de Fiscalización Tributaria de Rentas, reeditar el plan de facilidades de pago para la regularización de todo tipo de deudas con la Municipalidad.
Si bien la iniciativa apunta a toda la ciudadanía, el régimen apunta particularmente a comerciantes que quieran cancelar tasas de inspección de seguridad e higiene o impuestos sobre los ingresos brutos, y en ese marco se busca consolidar una propuesta que en las ediciones anteriores ha dado resultados positivos para el Municipio.
En la última edición del plan de facilidades se ha aplicado un descuento de hasta un 90 por ciento sobre intereses, cuotas y financiación a tasas bajas, si ha puesto en marcha una campaña de información puerta a puerta por los comercios de la ciudad a fin de alcanzar al mayor número de contribuyentes posible.
En ese sentido se anticipó que desde el municipio se ponen a disposición de los vecinos distintas herramientas especiales para quienes no pueden afrontar los pagos porque tienen dificultades económicas.

Municipalidad de Trelew