La diputada nacional Graciela Ocaña adelantó que si en las próximas elecciones se impone el Frente de Todos, los exfuncionarios kirchneristas que se encuentran presos por causas de corrupción quedarían inmediatamente en libertad cuando asuma esa nueva administración. “El 10 de diciembre salen todos”, aseguró la diputada oficialista, apoyando su afirmación en “lo que están diciendo todos ellos”. Señaló que desde el kirchnerismo “están buscando todas las chicanas judiciales para poder tirar abajo todas las causas”.