El miércoles por la mañana tendrá lugar, en los Tribunales de Puerto Madryn, el inicio del juicio oral y público a un “empleado infiel” que, según la causa, estafó en 35 mil dólares a su empleador.
El acusado, según indicó el Ministerio Público Fiscal, es Néstor Fabián Manquepán y será juzgado por el delito de “defraudación especial en la modalidad de retención indebida y administración fraudulenta”.
El debate comenzará a las nueve de la mañana ante la jueza Marcela Pérez Bogado. El perjuicio hacia el damnificado ascendería, teniendo en cuenta el valor de la moneda extranjera con respecto al peso argentino, a casi 2 millones de pesos.
Ahora también investigan a una inmobiliaria a través de la cual se habían realizado operaciones para la venta de los lotes, en el marco de un caso encuadrado dentro de las denominadas “estafas especiales”.

Vendió los bienes como propios

La denuncia fue radicada por un empresario madrynense, con el patrocinio del abogado penalista Carlos María Villada.
Según reza el expediente judicial, “en 2015 le otorgaron un poder especial a una persona de su confianza para realizar diversos trámites. Pero este sujeto empezó a vender parcelas del campo sin autorización”.
A su vez, el matrimonio descubrió la maniobra cuando un día observaron movimientos de suelos en su terreno, y al consultar a las personas que estaban realizando tareas en el lote, éstas le dijeron a los propietarios que lo habían comprado.

Una inmobiliaria involucrada

Otro dato no menor es que las operaciones de compraventa de los terrenos se realizaron a través de una inmobiliaria, sobre la cual no trascendió mayor información al respecto.
Una vez que se percató de la maniobra, el empresario le revocó los tres poderes para realizar trámites que le había otorgado al empleado y, acto seguido, efectuó la denuncia penal en la Fiscalía.
Meses después, la investigación culminó con la acusación y la elevación a juicio oral y público, que comenzará este miércoles.

Casi cien casos por año

Contemplada dentro de los delitos contra la propiedad, las estafas configuraron un segmento que no arrojó grandes incrementos en los últimos años en Puerto Madryn.
Según datos oficiales del Ministerio Público Fiscal, en 2018, la cifra se ubicó en unos 85 casos, diferenciados en “defraudación agravada por estafa de seguros” (1), “defraudación agravada por fraude en perjuicio de la administración pública” (1), “defraudación menor” (1) y 82 “estafas”; del total, solamente cuatro hechos ocurrieron en grado de tentativa, es decir, no fueron consumados.
Para el año anterior, 2017, el total de estafas cometidas en la ciudad del Golfo fue de 89, con 13 casos tentativos, mientras que el resto se ubicó en seis “apropiaciones indebidas”, una “defraudación especial”, un “fraude a la administración pública” y 81 “estafas y otras defraudaciones”.

El “peligro del poder”

Especialistas en materia jurídica suelen advertir sobre los diversos riesgos que pueden tener la entrega de un poder, el cual se basa usualmente en la confianza que el “poderdante” tiene hacia el apoderado, una maniobra que puede conllevar a un problema mayor en caso de una ruptura de la relación entre ambos.
Según el artículo 172 del Código Penal, “será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño”, a la vez que el artículo precedente establece que “se consideraran casos especiales de defraudación y sufrirán la pena que el establece: ‘el que, por disposición de la ley, de la autoridad o por un acto jurídico, tuviera a su cargo el manejo, la Administración o el cuidado de bienes o intereses pecuniarios ajenos, y con el fin de procurar para si o para un tercero un lucro indebido o para causar daño, violando sus deberes perjudicare los intereses confiados u obligare abusivamente al titular de éstos’”.

Municipalidad de Puerto Madryn