En la base aeronaval de Río Grande, en Tierra del Fuego, instalaron un radar meteorológico desarrollado por Invap con el propósito de estimar precipitaciones y tormentas, valorando su intensidad.
Fue en el marco de la implementación del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos con la finalidad de detectar una tormenta grave a 480 kilómetros de distancia, determinar a 200 km su tamaño y densidad de las gotas de lluvia, si tiene o no granizo, calcular la velocidad del viento y verificar si contiene tornados o células capaces de originarlos.
La información relevada también servirá para planificar adecuadamente obras hídricas en la región, como puentes y alcantarillas, como así también para el ordenamiento y zonificación hídrica.
Invap es una empresa rionegrina dedicada al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos, con una trayectoria de 40 años en el mercado nacional y treinta en la escena internacional.
El nuevo instrumento funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación. La información que obtiene para usuarios en general puede ser consultada en la página del Servicio Meteorológico Nacional.

Gobierno de Chubut