En el marco de la ocupación pacífica que mantienen los estudiantes en la Escuela 750 “Leandro N. Alem” de Puerto Madryn, recientemente emitieron un comunicado en el que aclararon que “cualquier auxiliar, docente o no docente que tenga la voluntad de desempeñar su trabajo tiene la total libertad de asistir a hacerlo”, a la vez que aclararon que “ante los diversos comentarios involucrando a los estudiantes en lucha en relación a la falta de clases, reiteramos que en la 750 no hay una toma de colegio, sino una ocupación pacífica”.
Al mismo tiempo, expresaron que “en el caso de que el docente decida dar clases, los estudiantes tienen el derecho de asistir” y que “deben estar autorizados por Supervisión/Dirección, si no se les permite ejercer su trabajo no dependerá de la asamblea de estudiantes, sino de quienes deban autorizarlos; por lo tanto, deberán ser ellos quienes den las explicaciones a la comunidad educativa”, reiterando que “nuestra lucha es por tener clases, no por imposibilitarlas”.
Además, criticaron que “se está diciendo que la escuela está tomada y que no dejamos ingresar a nadie, pero no es así; todo aquél que esté autorizado y desee ingresar a cumplir funciones administrativas, de auxiliar o docente, puede hacerlo”.
Se trata de una de las cuatro escuelas que permanece llevando adelante la medida de ocupación, luego de que la Politécnica 703 “José Toschke”, la 710 y la 741 anunciaran el cese de la modalidad para continuar realizando sus reclamos de otro modo.

Siguen los relevamientos

A su vez, desde la comunidad educativa de la 750 aclararon que, si bien personal técnico ha concurrido a hacer relevamientos, no se resolvieron los problemas de fondo y no saben cuándo se solucionarán.
En diálogo con El Diario, una de las integrantes de la ocupación refirió que “esta semana vino nuevamente personal de Infraestructura para verificar el sistema eléctrico, las bombillas, los baños otra vez, las puertas” y aclaró que “todavía no tenemos noticias de que se levante el acampe, se está analizando, pero la realidad es que está todo igual” en términos edilicios.

Siguen los problemas

Por otro lado, recalcó que “no se está haciendo nada en términos concretos, han venido a hacer relevamientos de temas menores, picaportes y demás elementos que faltan” y expresó que “en relación a los padres que quieren que sus hijos vuelvan a la escuela, no se dan cuenta que la misma está destruida y que faltan un montón de cosas; no les importa y hacen oídos sordos, tampoco que a sus hijos el día de mañana se les pueda caer una pared encima o que corra riesgo su salud porque los baños se tapan, los propios alumnos saben que se deja de dar clases muchas veces porque no hay calefacción, y el poco tiempo de verano que agarran cursando, en ocasiones falta el agua”.
No obstante, “esos padres lo único que quieren es que los chicos vuelvan a la escuela sea como sea, y eso tampoco es algo positivo para los chicos, porque los que estamos apoyando la ocupación no estamos acá porque no tenemos nada que hacer; hacemos lo que podemos y colaboramos, los estudiantes son adolescentes y recién están aprendiendo a hacerse escuchar, por lo que cuentan con el apoyo de los padres”.

“No está tomada”

En otro orden, sostuvo que “la realidad es que los chicos probablemente pasen de año, que es lo que seguro va a ocurrir, pero sin saber; no van a aprender nada y a su vez están corriendo el riesgo de que les pase algo en la escuela” y puntualizó que “también queremos reiterar que la escuela no está ‘tomada’, es un acampe pacífico, mientras que la Directora insiste en que está tomada; entonces, no deja entrar a trabajar a los auxiliares ni a los docentes que quieren volver a las aulas”, sumando a ello que “tanto por parte de la Directora como de los gremios están diciendo que las escuelas están tomadas, pero la 750 no lo está; toda persona que quiera ingresar a trabajar con la debida autorización puede hacerlo, es importante que esto se conozca ya que se está diciendo, incluso a los padres, que no se está dejando entrar a administrativos, docentes y auxiliares, pero no es cierto”.

Municipalidad de Puerto Madryn