El exempleado del Poder Judicial en Puerto Madryn, Bruno Zunino, finalmente regresó a prisión luego de incumplir una serie de pautas establecidas por la Justicia, en el marco de su internación en un centro de rehabilitación, tras haber sido condenado por violencia de género.
Según trascendió por parte de fuentes judiciales, ahora continuará cumpliendo la prisión preventiva que había sido dispuesta luego de que a la madre de su ex pareja le incendiaran intencionalmente el vehículo, hecho por el cual fue imputado tras conocerse conversaciones con un sujeto a quien había intentado persuadir para que se adjudicara el atentado.

Pautas y comportamientos

Consecuentemente, la jueza penal Marcela Pérez dispuso que Zunino regrese a prisión preventiva en un establecimiento carcelario por el plazo de dos meses, tras corroborarse que el joven había incumplido una serie de pautas y consignas en la institución en la que cumplía, hasta entonces, un tratamiento de rehabilitación y donde permanecía internado.
A pesar de que no trascendieron cuáles fueron las situaciones que evidenciaron dicho incumplimiento y la posterior medida judicial, se conoció que una serie de informes sobre su conducta habrían motivado a la jueza a tomar la decisión; incluso, algunos pronunciamientos de Zunino en redes sociales habrían tenido cierto peso en la resolución.

Echado de la Justicia

Zunino había sido exonerado del Poder Judicial por disposición del Superior Tribunal de Justicia (STJ), tras haber sido imputado y posteriormente condenado a seis meses de prisión en suspenso por hechos de violencia de género hacia su ex pareja, quien en su momento realizó un extenso descargo en las redes sociales, invitando a más mujeres víctimas de hechos similares a denunciar.
Al acusado le habían impuesto una serie de pautas de conducta, entre ellas concurrir a un psicólogo, además de que pesaba sobre él una medida de prohibición de acercamiento a la víctima.
La joven había denunciado a quien había sido su novio por maltratos y agresiones, e incluso trascendió que el sujeto se burlaba de las marchas “Ni Una Menos”: “Él se burlaba de las manifestaciones. Me decía ‘se ve que esto de las manifestaciones te pone sensible’. Yo no sé qué me pasaba, pero me preocupaba por darle explicaciones de todo y me alejé de mis amigos”, relató la víctima en uno de los pasajes de su descargo público.

El ataque al auto de la madre

Sin embargo, unos días después de que se conociera el fallo, el vehículo perteneciente a la madre de la víctima y ex pareja del joven, amaneció incendiado, en un hecho que desde un principio se presumió, había sido intencional.
El rodado sufrió daños totales y ello motivó que la Justicia iniciara una investigación, la cual terminó recalando en Zunino, que también había incumplido la prohibición de acercamiento dispuesta por aquél entonces por el juez penal Jorge Novarino.
Dos días antes de que ocurriera el incendio del vehículo, Zunino envió una serie de audios a través de WhatsApp a un sujeto al que le había encomendado la tarea de hacerse cargo del hecho.
Luego de que dicha persona, cuya identidad no trascendió, se negara a hacerse responsable del ataque, el ahora condenado lo amenazó advirtiéndole que “si te agarro te rompo la cabeza”, “te voy a buscar y te voy a encontrar donde sea, y te voy a romper la cabeza” y “te voy a reventar la casa a tu vieja”, entre otros dichos.

Denunciado por su novia

Por su parte, la víctima relató tiempo atrás que, durante un fin de semana, “me escribí con una amiga y me leyó los mensajes. Se puso loco y me agarró de los pelos tan fuerte y tan violentamente que perdí la sensibilidad de tanto dolor. Me enroscaba el pelo, me lo sujetaba y me golpeaba. Tengo los brazos marcados por la fuerza que generó al agarrarme. Me arrancó la ropa y me dejó desnuda en el auto. Me vestí como pude y me escapé. Él me siguió, me interceptó y me dijo ‘vení para acá, no hagas cag….’; seguí caminando, llamé a mi amiga y me fui a su casa. Me quedé con ella hasta que vino mi papá y ya me quedé con ellos”, expuso.

Municipalidad de Puerto Madryn