En horas de la mañana de este jueves 31 de octubre, en los tribunales de Comodoro Rivadavia se concretó la jornada de alegatos finales de las partes en el juicio por el homicidio del mecánico Jorge Olivera. En la misma, la fiscal general Camila Banfi solicitó se declare al imputado Rodrigo Nieves penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” ya que se ha acreditado a lo largo del debate tanto la materialidad como la autoría del hecho. Por su parte, la defensa, ejercida por las abogadas ejercida por Carolina y Roxana Cruz, solicitó la “absolución en base al beneficio de la duda”.
Finalmente, el tribunal encabezado por el juez Miguel Caviglia e integrado por los jueces penales Mariel Suárez y Martín Cosmaro, pasó a deliberar y dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal, este viernes a las 12 horas.

Los alegatos de las partes

En su alegato, la fiscal Banfi consideró que ha quedado acreditada a lo largo del debate tanto la materialidad, como la autoría del hecho en cabeza del imputado, Rodrigo Nieves. Según el relato fiscal, el día 3 de enero de este año, siendo las 20 horas aproximadamente, Jorge Feliciano Olivera se encontraba en el taller mecánico de la calle San Martín y Las Rosas de Comdoro Rivadavia, junto a su hermano, otra persona y un cliente. En ese momento, arribó al lugar Rodrigo Pedro Cesar Nieves a bordo del rodado marca Peugeot 206, frenó afuera del taller, extrajo un arma de fuego por la ventana del conductor y con claras intenciones de dar muerte a Olivera realizó al menos tres disparos hacia el interior del predio.
Como consecuencia del ataque armado efectuado por Nieves, prosiguió la acusación, uno de los proyectiles impactó en la cabeza de Jorge Feliciano Olivera, provocando su fallecimiento el día 6 de enero, a las 3.30 horas, siendo la causa eficiente de muerte por “traumatismo contuso penetrante en cráneo producido por herida de arma de fuego”.
Banfi aseguró que existe evidencia hemática en dicho taller e impactos de bala en un automóvil VW Gol que se encontraba allí estacionado. También recordó el Informe técnico sobre la mecánica y el lugar en que acontece el hecho; y la autopsia, que determinó la causa de muerte de Olivera por trauma penetrante producido por herida de arma de fuego en el cerebro.
También recordó el testimonio de dos testigos presenciales del hecho que estaban en el taller al momento del mismo; quienes luego individualizan a Rodrigo Nieves en rueda de reconocimiento de personas como el autor de los disparos. A su vez, mentó la pericia psiquiátrica de Nieves, que concluye que comprende la criminalidad de sus actos.
“Existe prueba sostenida en inicios unívoca que el imputado actuó con dolo directo”, aseguró la fiscal; como un Acta de infracción, pocos días antes del hecho, que Nieves se movilizaba en dicho rodado.
Por todo lo cual, Banfi requirió se declare a Rodrigo Nieves penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego,” en calidad de autor.
En contraposición, la defensa planteó la absolución de su pupilo ya que “no existe en la causa el arma”, no hubo arma secuestrada y “no se determinó el dolo”. Esta “ausencia en la acusación fiscal quita validez al caso”.
También agregó que el cuerpo de la víctima “fue trasladado de manera informal al Hospital y que en un hecho de orden público se debe preservar el cuerpo y el lugar del hecho”. Respecto de las ruedas de reconocimiento positivas sostuvieron que en la Brigada se les exhibieron a los testigos fotografías de Nieves antes del acto, por lo cual las mismas carecen de validez. Planteado la “duda razonable” y la “teoría del fruto del árbol envenenado”, como también la nulidad de la autopsia por la manipulación anterior del cuerpo. Concluyendo que “se han violado garantías del debido proceso” en el presente caso.
Finalmente, el tribunal pasó a deliberar y este viernes a las 12 horas, dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal.