En el Centro Cultural de la Ciencia (C3) se llevó a cabo otra edición del ciclo “Café de las Ciencias”; en esta oportunidad, el tema fue la alimentación de los adolescentes vista desde la neurociencia. El encuentro estuvo a cargo de la licenciada en psicología, doctora en medicina, especializada en neuropsicología y Jefa del Departamento de Neuropsicología de INECO, Teresa Torralva; el investigador francés y director de Investigación en el Departamento de Nutrición Humana del INRA (Instituto Nacional de Investigación Agronómica), Guillaume Ferreira; y la licenciada en nutrición y directora del Departamento de Nutrición INECO, Sol Vilaro; contó con la participación del biólogo y divulgador científico, Diego Golombek, como moderador quien sumó información sobre experimentos y publicaciones actuales en la temática e invitó al público a reflexionar sobre sus costumbres alimenticias.
Torralva explicó que en la sociedad actual la adolescencia dura muchos años, transcurre entre los 12 y los 25 años aproximadamente y es durante ese período cuando el cerebro posee una gran plasticidad. Comentó que debido que hoy en día a los jóvenes se les exige una mayor especialización esto se vuelve un rasgo neurológico positivo. También, advirtió que existen factores externos como los alimentos, la exposición a químicos, y las luces emitidas por dispositivos tecnológicos, que tienen impacto en las hormonas y como consecuencia producen un adelantamiento de la adolescencia. La especialista indicó que esta fase madurativa es una etapa a la que “hay que verla como una oportunidad”, ya que es un momento en la vida durante el cual se generan nuevas conexiones neuronales.

La obesidad y la adolescencia

Por su parte, Guillaume Ferreira habló acerca de sus estudios en relación con la obesidad y sus efectos en el cerebro adolescente. Explicó que durante esta etapa el cerebro aún está en desarrollo y que gracias a estas investigaciones se pudo observar que las dietas obesogénicas ricas en lípidos producen cambios en distintas partes del cerebro, aumentando o disminuyendo su actividad en diferentes zonas.
A su tiempo, Vilaro brindó detalles acerca de cómo influyen los procesos mentales en la conducta alimentaria, y recomendó apuntar hacía una “balance energético”; es decir, deben ingresar al organismo menos calorías de las que se gastan, y dado a que factores externos influyen en la forma de comer “es necesario un entrenamiento cognitivo”. Asimismo, planteó el interrogante en torno a la existencia de un perfil neurocognitivo de la obesidad y, en tal caso, si “un déficit cognitivo que lleva a la obesidad o la obesidad, por estos cambios que produce en el cerebro, llevan a déficit en las aspiraciones cognitivas”.
El «Café de las Ciencias» es un ciclo de charlas organizado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva junto con la Embajada de Francia en Argentina en colaboración con el Instituto Francés Argentino, la Alianza francesa y el Centro Cultural de la Ciencia. Cada charla reúne un científico argentino y otro francés, quienes presentan un tema relacionado con sus investigaciones y dialogan con el público.