El fin de semana largo de octubre se convirtió en los últimos años en el gran receptor de turismo para Puerto Madryn, y así quedó demostrado con la ocupación de más del 95 por ciento de la capacidad hotelera. El recurso ballenas y la temporada de Punta Tombo son algunos de los atractivos que eligen los turistas, provenientes de todo el país, aunque en mayor medida de la región. Satisfacción de los prestadores por el movimiento económico que genera para la ciudad.
En el marco de uno de los fines de semana que más visitantes convocan anualmente, la ciudad de Puerto Madryn registró una ocupación plena entre el viernes pasado y este lunes, marcando un nuevo récord con respecto al año anterior.
Primeramente, las reservas oscilaban entre un 95 por ciento para el segmento de hoteles, con indicadores similares en servicios de alquileres temporarios.
Para el día domingo, las reservas se ubicaron en un 95 por ciento para el total de las plazas de la ciudad del Golfo, según datos provistos por la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Bares y Afines de Puerto Madryn (AHRCoBA), en un fin de semana marcado por la expectativa tras los problemas de conectividad aérea.
En esta línea, bares, restaurantes y otros espacios se vieron nutridos de una importante cantidad de visitantes, en lo que fue considerado un fin de semana exitoso, a pesar de la apremiante situación económica que atraviesa el país.
Un dato no menor es que, para la misma fecha el año anterior, la ciudad se había visto colmada de visitantes por la celebración del 33 Encuentro Nacional de Mujeres, que se desarrolló en la localidad de Trelew pero también implicó una importante cantidad de plazas ocupadas por las participantes de la actividad, que este año se desarrolla en la ciudad de La Plata.
Además, se conoció que el déficit turístico, que para el 2018 alcanzó los 10 mil millones de dólares, se redujo a la mitad, y que Argentina encabeza el ranking de países del hemisferio occidental en materia de actividad turística, la cual se incrementó en más del 9 por ciento interanualmente.

Afluencia turística

En definitiva, se trató de un fin de semana atípico por la situación que atraviesa la empresa Andes, lo que hizo que a nivel local se perdiera una conectividad que, hasta entonces, resultaba esencial para los operadores turísticos y agencias.
No obstante, ello no pareció impedir la afluencia de visitantes nacionales y extranjeros, que no solo pernoctaron en Madryn sino también se desplazaron hacia otros destinos dentro de Península.
Según había indicado días antes la secretaria de Turismo local, Mariela Blanco, se trató del “fin de semana más exitoso del año” en la ciudad, aduciendo la casi “plena ocupación” de las plazas hoteleras y de alquileres temporarios, en una fecha que usualmente convoca a miles de visitantes.

Agenda de actividades

También, la funcionaria municipal destacó la agenda de actividades que la ciudad ofreció y continuará ofreciendo hasta hoy inclusive: “Estamos permanentemente comunicando por las redes sociales cuál es la agenda porque la disfrutan los visitantes al igual que los residentes. Entendemos que tanto los atractivos turísticos naturales que tiene la ciudad junto a todas las propuestas, que están en pleno incremento, hacen que la experiencia sea integral. Esto permite que el visitante que estuvo tiempo atrás vuelven y observa que hay cambios, que la ciudad está embellecida y ordenada. Eso es muy satisfactorio”, resaltó.

Aumento interanual

Por otra parte, la estadística juega a favor del segmento turístico en Puerto Madryn: para el mes de septiembre, cifras oficiales hablaron de una ocupación del 58 por ciento, cifra que en carácter interanual registró un incremento del 16 por ciento.
Ello, en el marco de las 7.500 plazas hoteleras de las que dispone la ciudad, a través de las cuales la ciudad puede recibir más de 45 mil turistas.
Los días previos al fin de semana largo de octubre, las reservas hoteleras ya llegaban al 83 por ciento; los hoteles ya registraban un 90 por ciento de reservas, los apart hotel un 89, los complejos un 78, las hosterías y cabañas un 77, las viviendas turísticas la misma cifra y los hostels, un 71 por ciento; finalmente, la cifra superó las expectativas y se ubicó en el 95 por ciento, aunque los datos oficiales se conocerían recién este lunes.

Crecimiento turístico

Por otro lado, un dato alentador fue confirmado la semana pasada, y arrojó que el turismo receptivo crecerá notablemente por la desregulación aérea, que hará que viajen en vuelos de cabotaje más de 15 millones de personas en todo el país, generando una ocupación hotelera récord; ello, a raíz de un sector que genera divisas y, por el tipo de cambio, paradójicamente le escapa a la crisis.
De este modo, Argentina terminará el año como el séptimo país de mayor crecimiento del turismo receptivo con una mejora, hasta el momento, de 9,1 por ciento; los seis países que están en los puestos anteriores pertenecen son Corea del Sur, Túnez, Turquía Taiwán, Arabia Saudita y Filipinas (pertenecen a Asia y África), de modo que Argentina encabeza el ranking de crecimiento de la actividad en el hemisferio occidental.

La devaluación “positiva”

Contrariamente al impacto negativo que la devaluación del peso con respecto al dólar generó en el poder adquisitivo, el tipo de cambio alentó la llegada de turistas del exterior.
Esto se vio reflejado en la ocupación hotelera; en últimos dos años, especialmente, se registró una marcada recuperación, con la base en el incremento de los viajeros nacionales con más de 20 millones de visitantes hospedados. La desregulación aérea, que abarató las tarifas, sumada a la aparición de las low cost, aumentó la actividad turística, y el ejemplo más claro fueron las últimas vacaciones de invierno, que alcanzaron su pico histórico de actividad, no sólo en los centros de esquí sino en otros destinos como Cataratas del Iguazú y el norte del país, en general, donde la Patagonia no fue una excepción.

Aumento de la oferta

A su vez, entre enero y agosto, llegaron al país 4,8 millones de turistas; alrededor del 40 por ciento lo hizo por avión, otro 40 por ciento por medios terrestres y la restante porción por barco.
Durante los últimos cuatro años, comenzaron a operar nueve compañías aéreas nuevas y de las 16 que ya volaban, y todas agregaron rutas a sus servicios. Esto permitió el crecimiento de 29 por ciento de la oferta de asientos lo que equivale a 2,1 millones de plazas.
Según los datos que trascendieron para el mes de agosto, se cumplieron 35 meses de variación positiva de la cantidad de vuelos de cabotaje. En 2019, la cantidad de viajeros es de 10.568.000, un 16 por ciento más que el año pasado en el mismo período y 63 por ciento contra el 2015, estimando que, para el final del año, se superará la cifra de 15,5 millones, de los cuales más de la mitad serán transportados por Aerolíneas Argentinas.

Déficit turístico por la mitad

Por otro lado, de acuerdo a datos aportados por el Banco Central, en los últimos doce meses el rubro del turismo arrastra un déficit de unos 5 mil millones dólares, ítem que incluye todas las compras que hacen los argentinos en el exterior con tarjeta de crédito, tanto sea de turismo como de otros tipos de bienes.
A pesar de que el indicador continúa siendo alto, representa la mitad del registrado en 2018; la devaluación y el aumento de llegada de turistas extranjeros ayudó a disminuir el “rojo” de la balanza.
La actividad turística “genera 15 mil millones de dólares de ingresos por año” por el movimiento “de unos 15 millones de turistas” por todo el país, afirmó el Secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, durante la Feria Internacional de Turismo (FIT) que se desarrolló desde el sábado pasado en La Rural, Buenos Aires.

El rol de los fines de semana largos

El funcionario nacional precisó que “hasta agosto de este año ingresaron al país 6.900.000 turistas extranjeros y a fin de año esa cifra llegará a los 8 millones, una cifra récord”, al tiempo que destacó que en ese lapso “hubo unos 7 millones de visitantes locales en los destinos argentinos”.
Santos puntualizó que “unos 11.300.000 turistas viajaron en los fines de semana largos de este año”, y remarcó que el crecimiento de la actividad turística “se relaciona con la mejora de la conectividad aérea, con la apertura al mundo y con los programas impulsados para que los argentinos viajen por Argentina”.
Sobre esta línea, planteó que “la mejora de la conectividad aérea se refleja en la llegada de nuevas líneas aéreas y la apertura al mundo en la concreción de acuerdos de visado con 75 países, al reintegro del IVA a los turistas extranjeros y a la participación en 133 ferias internacionales que permitieron que 370.000.000 de personas vieran contenidos argentinos”.

http://www.andesonline.com/