Durante un control de saturación policial, agentes de la Policía demoraron a tres sujetos, uno de los cuales poseía una mochila con droga, en inmediaciones de la zona costera, a pocos metros de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”.
Al advertir la presencia de los tres individuos que se encontraban tomando vino en la calle, los agentes los demoraron en virtud de estar cometiendo una contravención, momento en el cual uno de ellos quiso deshacerse de una mochila que, en su interior, terminaron incautando envoltorios de cocaína listos para ser comercializados, además de 9 mil pesos en efectivo.
Ello implicó la intervención del Juzgado Federal, que determinó que los sujetos permanecieran detenidos tras ser imputados por infracción a la Ley de Estupefacientes.
Se trata de un procedimiento que se suma a otros similares, donde tanto agentes de la Policía del Chubut como de la Policía Federal Argentina (PFA), a cargo de la División Drogas en Puerto Madryn, han detectado la presencia de jóvenes en inmediaciones de la zona costera, en posesión de sustancias prohibidas; en la mayoría de los casos, se trataba de “dealers” o “transas” que suelen operar en dicha zona, frecuentemente transitada por locales y turistas.

Tomaban vino en la calle

Desde la Policía precisaron que la intervención tuvo lugar sobre las ocho de la noche del martes, frente al Hotel Territorio “ubicado en el boulevard Almirante Brown, en diagonal a la Universidad (Nacional de la Patagonia), sitio donde personal de la División Canes, a bordo del Móvil Policial R.I. 853, divisó a tres personas sexo masculino que caminaban por la peatonal con dirección norte”.
Los sujetos “iban consumiendo sustancia alcohólicas, precisamente una caja de vino, y por tal motivo se los demoró en el lugar, siendo que uno de ellos se deshizo de una mochila color negro, lo que llamo poderosamente la atención”, añadieron.
Consecuentemente, “se utilizó el can Gala, el cual marcó la mochila, donde presuntamente habría sustancias prohibidas”.

Positivo para cocaína

En ese momento, los uniformados lograron identificar a los tres muchachos, dos de treinta años y otro de 29; el primer de ellos fue el que se había despojado de la mochila, y “atentos a ello, personal de la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales arribó al lugar”, en una comitiva encabezada por el jefe local de dicho área, “con personal a cargo”.
Seguidamente, del interior de la mochila “se extrajo una envoltorio de nylon con varios envoltorios pequeños comprimidos con una sustancia color blanca en su interior”, precisaron fuentes policiales, agregando que, al practicar el narcotest sobre uno de los 18 envoltorios hallados, el mismo “arrojó resultado positivo de clorhidrato de cocaína, con un pesaje de 51 gramos”.

Detenidos y procesados

Seguidamente, el procedimiento continuó a cargo del personal de la División Drogas Peligrosas, que se contactó con el secretario del Juzgado Federal de Rawson, a cargo de Gustavo Lleral.
Desde allí se dispuso que los tres individuos permanezcan detenidos hasta tanto se realice la audiencia de control, en virtud de haber cometido una infracción a la Ley 23.737, también conocida como Ley de Estupefacientes.
Se estima que los sujetos conservaban la droga dentro de los envoltorios o “bochitas” con el objetivo de comercializarla en dicha zona, una modalidad de narcomenudeo varias veces detectada, donde aquellos que llevan a cabo dicha operatoria suelen ser en su mayoría jóvenes.

Un “conocido contraventor”

Al respecto, el segundo jefe de la Unidad Regional, Luis Cayupil, sostuvo que “la persona que llevaba la mochila quedó detenida, a disposición del Juzgado Federal de Rawson”, hacia donde fue trasladado durante la mañana del miércoles, mientras que “los dos restantes fueron identificados y oportunamente continuaron con su libertad ambulatoria”.
Consultado sobre si el detenido es conocido en el ámbito policial, el comisario mayor confirmó que “no tiene antecedentes en referencia a este tipo de hecho puntual, tampoco de carácter penal; resultaría conocido por personal de la jurisdicción de la Comisaría Segunda, pero no por delitos de este tipo, sino algunas contravenciones”. Los cómplices tampoco contaban con antecedentes policiales, sostuvo.

Municipalidad de Puerto Madryn