Durante la mañana del jueves, personal de la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales llevó adelante una serie de allanamientos en viviendas particulares de los barrios Las Bardas, Presidente Perón y El Porvenir, donde desarticularon una banda dedicada al narcomenudeo bajo la modalidad de “delivery”.
Los operativos, que totalizaron seis, culminaron con la detención de los seis integrantes de la asociación ilícita, entre ellos un agente policía que fue desafectado de la fuerza, a la vez que se incautaron tres armas de fuego, dinero en efectivo cuyo monto no fue especificado, marihuana y cocaína.
Según indicaron fuentes oficiales, la investigación llevada adelante por el Juzgado Federal de Rawson, a cargo del juez Gustavo Lleral, había comenzado hacía tres meses y las tareas policiales fueron reforzadas por las denuncias de vecinos, que advertían la comercialización de droga en la zona.
Asimismo, autoridades policiales descartaron que la causa tenga conexión con otras llevadas adelante desde la Justicia Federal, agregando que, en su mayoría, los detenidos contaban con antecedentes por infracciones a la Ley 23.737 o Ley de Estupefacientes; sobre los individuos venían haciendo seguimientos desde hacía tres meses hasta que finalmente la Justicia Federal ordenó las detenciones, que se concretaron casi de manera simultánea en los domicilios particulares de cada uno de los integrantes de la banda, que operaba dentro del ejido de Puerto Madryn y “en toda la ciudad”, ya que la venta al menudeo se realizaba vía “delivery”, lo que también permitió a las autoridades dar, en gran parte, con los clientes más frecuentes de dicha asociación.

Dónde fueron los allanamientos

Concretamente, los primeros dos procedimientos, que contaron con el apoyo del Grupo Especial de Operaciones (GEOP), se concretaron en la Manzana 492, Lote 22 del barrio Las Bardas, y luego le siguieron, prácticamente en simultáneo, uno en la calle San Lorenzo al 200, otro en la calle Urtasun al 700, y los restantes en la Manzana 354, Lote 21 del barrio Perón, y en la avenida Juan XXIII al 300, donde se detuvo a un agente policial que cumplía funciones dentro de la Unidad Regional, con una antigüedad estimada en poco más de dos años. En definitiva, fueron cuatro allanamientos en el barrio Perón y dos en Las Bardas.

Investigación federal

Al respecto, el jefe del área Drogas Peligrosas y Leyes Especiales de la Policía de Chubut, comisario inspector Eduardo Alonso, sostuvo en diálogo con los medios que “el día jueves, personal de la División Drogas de esta ciudad, a cargo del subcomisario (Sergio) Salamín, realizó una serie de diligencias ordenadas por el juez federal Lleral, con intervención del fiscal federal (Fernando) Gélvez, tratándose de seis allanamientos” y precisó que los procedimientos surgieron “a raíz de una investigación que se llevaba a cabo sobre un grupo de personas que se estaba dedicando a la comercialización de sustancias prohibidas”.

Vendían cocaína y marihuana

Durante los operativos, continuó el jefe policial, “se logró la aprehensión de seis sujetos, cuatro hombres y dos mujeres, los cuales ya fueron derivados a las distintas dependencias policiales” y explicó que “se trata de una organización que se dedicaba a la venta de sustancias al menudeo; si bien hay cuestiones que todavía son materia de investigación, el juez ya dispuso la detención de dichas personas”.
Consultado sobre el tipo de drogas que comercializaban, Alonso especificó que vendían “cocaína y cannabis sativa (marihuana)”, además de detallar que “hasta el momento, se secuestraron varias dosis de cocaína, tres armas de fuego y tres vehículos”.
En relación al período durante el cual la banda habría operado a nivel local, el jefe de Drogas sostuvo que “las tareas investigativas comenzaron hace más de tres meses” y contó que “la modalidad de trabajo que tenían era ‘delivery’, así que se manejaban por toda la ciudad”.

Seguimientos y tareas investigativas

Entre los detenidos hay un efectivo de la Policía: “Lamentablemente, entre ellos hay un empleado policial con poca antigüedad, algo más de dos años, el cual prestaba servicio en la Unidad Regional. La persona fue detenida y está vinculada a la investigación”, mencionó el Comisario Inspector.
Sobre el origen de la investigación, remarcó que “si bien la División Drogas, a cargo del subcomisario Salamín, ya contaba con información de este grupo de personas, se recibieron distintos llamados de vecinos, en forma anónima, que dieron cuenta de esta situación”.

La mayoría con antecedentes

Los detenidos, en su mayoría, “contaban con antecedentes por infracción a la Ley de Estupefacientes” y el promedio de edades “es de 25 a 35 años”, explicó Alonso.
Además, manifestó que los sujetos capturados “son toda gente de acá, de Puerto Madryn” y destacó el aporte de los vecinos para detectar los puntos donde se comercializaba estupefacientes: “Como siempre, dicho aporte es muy importante”, reconoció.
La suma de dinero secuestrada no fue especificada en un primer momento, y en cuanto a las armas de fuego incautadas, fueron “una calibre 9 milímetros, una calibre 38 y una pistola calibre 22”.

Podría haber más operativos

Preguntado sobre si la banda fue definitivamente desbaratada tras los allanamientos, el Comisario Inspector sostuvo que “hay cuestiones que se están investigando y hay otro tipo de diligencias que se pueden llegar a realizar”.
Sobre los sitios donde tuvieron lugar los operativos y si los mismos eran espacios de almacenaje o de producción, aclaró que “son las viviendas particulares de las personas, donde se encontraron las sustancias y las armas”, y resaltó que no hubo resistencia en ninguna de las detenciones.
“Contamos con la colaboración de personal policial de la Unidad Regional de Puerto Madryn y la intervención del GEOP, todo se desarrolló en forma normal”, agregó.

Vecinos denuncian más

La banda operaba en distintos sectores de Puerto Madryn, pero no fuera de la ciudad, indicó el jefe policial, sumando a ello que “es una organización pequeña que se dedicaba a la comercialización al menudeo dentro de la localidad”, a la vez que todavía no trascendió cómo obtenían las sustancias o quiénes podrían ser los proveedores.
Por otro lado, Alonso advirtió un aumento en las denuncias de vecinos que se involucran para erradicar este tipo de circuitos de narcomenudeo en distintos barrios: “Se cuenta con mayor aporte, en este último tiempo, de denuncias anónimas y llamados de los vecinos, algo muy positivo”, comentó.

Ya habían sido demorados

Consultado sobre si esta causa posee algún tipo de conexión con otras impulsadas desde el Juzgado Federal, que alcanzaron casi la decena en los últimos 12 meses, el jefe policial negó que hubiera relación entre las mismas, por lo que se trataría de una organización limitada en su estructura.
En cuanto a los detenidos, “varias de las personas que integraban esta organización ya habían sido detenidas por otras fuerzas por este tipo de infracción, son personas conocidas en el ambiente por realizar este tipo de infracción a la Ley de Estupefacientes, por venta al menudeo”, detalló, añadiendo que “el jefe de la Policía (por el comisario mayor Miguel Gómez) estuvo desde las primeras horas de la mañana (del jueves) acompañando al personal de la División Drogas de Puerto Madryn”.

El largo brazo del narcomenudeo

El hecho de que los sujetos contaran con antecedentes por tenencia y comercialización de drogas volvió a abrir el debate respecto de las “zonas grises” dentro de la normativa judicial, donde en casos en los que interviene la Justicia Federal, quien es hallado con droga suele ser imputado o procesado por infracción a la Ley 23.737, y luego liberado; permitiéndose, en muchos casos, que el individuo pueda continuar operando hasta tanto alcanzar la instancia de ser detenido, como ocurrió en este último caso.
Ello, según fuentes federales, muchas veces genera frustración dentro de las filas policiales, habida cuenta de que muchos de los demorados con distintos tipos de sustancias suelen ser “caras conocidas” y, evidentemente, aquellos que se dedican a la comercialización más allá del consumo, suelen formar parte de una estructura mayor, cuyos proveedores hasta el momento permanecen en el anonimato.

Un agente que había sido distinguido cuando egresó

El jefe de la Plana Mayor de la Policía de Chubut, comisario Miguel Gómez, se refirió a la aprehensión de un agente de la Unidad Regional de Puerto Madryn durante los allanamientos, el cual se sumó a los otros tres hombres y dos mujeres que cayeron presos por vender droga.
En esta línea, mencionó que “entre los detenidos hay un agente nuestro identificado como Alexis Barba, un numerario que ingresó a la fuerza hace unos tres años, cosa que nos pone muy mal, pero a su vez debo indicar que fueron los propios policías quienes investigaron a su propio compañero y llegaron a esta conclusión.
En aquella oportunidad, Barba había sido destacado en el acto de egreso «por el esfuerzo personal para finalizar y aprobar el curso».
Asimismo, el funcionario policial remarcó que “la fuerza tiene muchos integrantes y entre tantos hay quienes se desvían del deber, lo cual es inevitable, porque son decisiones particulares”, a la vez que puso en relieve que “haremos hincapié en la formación, la herramienta más importante que tenemos”.
Además, Gómez explicó que “por disposición del juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, se practicaron seis allanamientos y se produjeron seis detenciones en el marco de una investigación que se realiza desde hace tres meses con la participación activa de la División Drogas de nuestra repartición”.

Municipalidad de Puerto Madryn