Según los propios datos oficiales, en el tercer trimestre del corriente año, YPF perdió 12.543 millones de pesos, lo que representa poco más de 4 millones de pesos por mes. De esta manera, en los primeros nueve meses del año acumuló pérdidas por 23.023 millones de pesos. Así las cosas, los resultados de la petrolera de bandera dieron negativos por segundo trimestre consecutivo.
Este no obedeció tanto al congelamiento de los precios de las naftas que afectó sus ingresos durante agosto y parte de septiembre, sino más que nada al cómputo del deterioro de activos por 31.072 millones de pesos correspondientes a los bienes de capital de la producción gasífera. De lo contrario el resultado operativo neto, habría sido una ganancia trimestral de 18.529 millones de pesos.
Este resultado había sido también negativo por 2.327 millones de pesos en el segundo trimestre y positivo en el primero con 13.207 millones de pesos. Con lo cual, en los primeros nueve meses del año la petrolera tuvo pérdidas netas por 23.023 millones de pesos.
En tanto que su resultado operativo bruto fue negativo por 30.625 millones de pesos en el tercer trimestre, gracias a un muy mal resultado en el negocio del upstream (-40.209 millones de pesos) y un mejor desempeño en el segmento downstream (5.504 millones de pesos) y un deteriorado pero aun positivo resultado en gas y energía (920 millones de pesos, 58,5% menor que en igual período de 2018).
Así y todo, la compañía no redujo su nivel de inversión durante el trimestre, sino que lo incrementó un 50,7% interanual hasta alcanzar los 41.038 millones de pesos. Entre enero y septiembre, YPF desembolsó un total de 111.496 millones de peso, un 81,5% más que en igual período de 2018. Además, dejó previsiones para invertir 44.255 millones de pesos adicionales en los meses siguientes y reservó 2.500 pesos para el pago de futuros dividendos, según detalló el diario La Política Online.
En consecuencia, el EBITDA ajustado del tercer trimestre llegó a los 49.299 millones de pesos, un 33,9% superior a igual trimestre del año previo.Por ende, el resultado ajustado por acción fue negativo por 32,44 pesos.
Respecto de la producción de hidrocarburos, YPF informó que en el “tercer trimestre de 2019 se mantuvo estable alcanzando los 530,0 Kbped, en comparación al tercer trimestre de 2018, todo ello a pesar de la disminución de la producción que afectó durante 2019 como consecuencia de la disposición de ciertos activos que representan aproximadamente 2,4 Kbped.”
“El promedio de crudo procesado del tercer trimestre de 2019 alcanzó los 287,4 Kbbld, un 2,6% superior al tercer trimestre de 2018, siendo el promedio de utilización de las refinerías para el tercer trimestre del 2019 del 89,9%”, agregó.

Concretaron la venta de gas licuado

Un buque metanero de Gas Natural Licuado (GNL) inició el viernes de la semana pasada las exportaciones regulares de la petrolera YPF desde el puerto de Bahía Blanca, informó la compañía. La operación se concretó la semana pasada, con una venta a Petrobras (Petróleo Brasileiro S.A.), con descarga en Salvador de Bahía, Brasil, entre los días 15 y 19 de noviembre, informaron desde la empresa.
Puntualmente, cabe aclarar que la entrega la realizará el buque Excalibur, que se encuentra en Bahía Blanca finalizando la carga del segundo volumen comercial producido por la unidad de licuefacción Tango FLNG. El buque fue contratado en el mes de julio a la compañía Excelerate, y es operado por la compañía Exmar, la misma que opera la unidad Tango FLNG.
La barcaza Tango FLNG comenzó a operar este año en tiempo récord y ésta es su segunda carga procesada para exportación. En tanto, la embarcación también posee una capacidad de licuefacción de 0,5 MMton/año, equivalente a 2,5 MMSm3 /d de gas natural.