En el marco de la investigación por el asesinato de Eduardo Agustín Tesoro (18), ocurrido presuntamente durante la madrugada del pasado jueves, técnicos del Ministerio Público Fiscal se encuentran peritando un teléfono celular hallado en las inmediaciones del predio en donde fue encontrado el cuerpo, una zona ubicada a aproximadamente cien metros del Club de Rugby de Puerto Madryn, en el sector de Playa Kaiser.
Asimismo, trascendió que la víctima residía en Puerto Madryn, precisamente en el barrio Pujol, y que se había ausentado de la vivienda en la que convivía con su familia, el mismo jueves a la una de la madrugada, por motivos que aún no trascendieron.
La madre del joven fue entrevistada por la Policía y la Justicia el mismo día en que fue hallado el cuerpo, y ahora investigan el entorno de la víctima para determinar las circunstancias en las que podría haber tenido lugar el crimen.
Según indicaron fuentes judiciales, el cuerpo sin vida de Tesoro fue encontrado por un hombre que realizaba actividad física en la zona de la costa este, sobre Playa Kaiser durante la mañana de ayer jueves.
Al percatarse de la presencia de una persona fallecida, el testigo dio aviso inmediato a la Policía, que acudió minutos más tarde, comenzando el operativo de vallado del sector mientras que funcionarios judiciales se acercaban a la escena y tomaban conocimiento del hecho, que horas más tarde fue catalogado como homicidio.
También, la Justicia analiza el material registrado por distintas cámaras de seguridad vinculadas al Centro de Monitoreo, ya que uno de los accesos al predio es a través de la denominada “rotonda del Indio”, mientras que también analizan si el agresor o los agresores pudieron ingresar al sector a través de otra arteria.

Entrevistan al círculo íntimo

Por otro lado, la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense determinó que el joven de 18 años recibió un total de siete puñaladas: “Las heridas que le causaron la muerte fueron dos heridas en el cuello corto-punzantes”, arrojó el informe.
Además, “tenía otras cinco puñaladas en el abdomen”, indicó el fiscal Ismael Cerda, uno de los que lleva adelante la causa junto al fiscal general Daniel Báez y el funcionario Fiscalía, Juan Andrés De la Vega.
Asimismo, señaló que “la última vez que fue visto con vida fue la noche anterior”.
De acuerdo a lo vertido por Cerda, la víctima “dejó su casa alrededor de la una de la madrugada (del jueves); allí vivía con su familia, en el barrio Pujol”.
En relación al avance de la investigación, el funcionario judicial informó que “se están recabando entrevistas al círculo íntimo de la víctima y se investigan distintas hipótesis, para reconstituir las últimas horas”.
También, se confirmó que el mismo día en el que fue hallado el cadáver de Tesoro, se encontró un celular tras un rastrillaje en el lugar, el cual ahora es peritado; en la búsqueda también utilizaron perros rastreadores.

Analizan cámaras

Los investigadores también se encuentran recabando información proveniente de la cámara de videovigilancia ubicada en la rotonda del Monumento al Indio Tehuelche, no obstante, al no tratarse del único acceso a la zona donde habría sido ultimado el joven, el autor o los autores del homicidio también podrían haber ingresado a la zona a través del acceso por la avenida Hansen y la calle Victoria de Eizaguirre, en el sector residencial ubicado en las proximidades del predio.
Las características del hecho indicarían a primera vista que la víctima podría haber conocido a sus agresores, en tanto la causa avanza con entrevistas al entorno íntimo del joven, amigos y familiares, para determinar el contexto en el que tuvo lugar el fatal desenlace.

Municipalidad de Puerto Madryn