En la ciudad de Rawson, en un juicio abreviado, la jueza de garantías Mirta Moreno condenó a Carlos Omar Brunt a una pena de 3 años de prisión de ejecución condicional, con más seis años de inhabilitación para portar ilegalmente un arma de fuego.
En la audiencia, Carlos Omar Brunt reconoció ser autor del hecho atribuido, renuncio al juicio común y acepto el acuerdo arribado con la fiscalía y su defensor.
Asimismo no podrá cometer nuevos delitos, ni consumir bebidas alcohólicas, ni estupefacientes. Deberá también asistir a la Oficina Judicial de Rawson en forma bimestralmente y designar un domicilio procesal para todas las notificaciones.

El hecho

Brunt fue encontrado culpable de la portación de arma de fuego de guerra, en relación al hecho ocurrido el 3 de enero de 2019 aproximadamente a las 14:15, cuando circulando por la calle Capdeville, en el área 12 de Rawson, realizó disparos con un arma de fuego que portaba. Ante la presencia policial decidió arrojarla dentro de un canasto de basura y a pocos metros fue detenido.
El arma fue secuestra. Es un revolver cal. 38, con cinco balas, de las cuales dos estaban percutadas. Brunt no contaba con la documentación exigida por ley para su tenencia y portación, teniendo en cuenta que es un arma de guerra, por el calibre.
Finalmente se dispuso el secuestro del arma de fuego para su posterior destrucción, dando así cumplimiento a la instrucción del Procurador General.
En el juicio abreviado intervino en representación del Ministerio Público Fiscal, la fiscal general Florencia Gómez y por la defensa, el doctor Miguel Moyano.