Tras una soñada boda y unas fabulosa luna de miel en París, Pampita y Roberto García Moritán deberán poner a prueba su amor y enfrentar la temida convivencia.

La pareja vive su mejor momento en la actualidad. Sin embargo, este fin de semana fueron protagonista de un hecho insólito que llamó la atención de todos los vecinos. Roberto llegó sin llaves a la casa de Barrio Paque y tuvo que esperar, un largo rato, en la puerta hasta que la modelo le abriese.

Barby Franco fue quien mandó al frente a Roberto y contó que estaba en la puerta de lo de Pampita, pero la modelo pensó que se trataba de una persona cualquiera. «La llamé y le pregunté si quería que llamásemos a la policía, porque era un chico que estaba con gorrita, muy relajado. Ella se fue a fijar a las cámaras de seguridad y ahí se dio cuenta», relató la novia de Burlando en Pampita Online.

«Es que los domingos yo estoy sola, entonces estaba intentando hacer dormir a los chicos. Él no quería hacer ruido tocando el timbre ni nada, así que se quedó ahí esperando, porque su llave la tenía mi hermano. Dormir a los chicos toma un rato, mínimo cuarenta mintuos. Pero cuando me di cuenta de que estaba afuera bajé con los dos nenes y le abrimos», se excusó la conductora.

Fuente: caras