Con más de 38 mil tuits dedicados a ella, Jimena Barón es al momento de publicarse esta nota la principal tendencia en Twitter. La razón es curiosa: gran cantidad de tuiteros expresan de una manera u otra su algarabía por el simple hecho de que la voluptuosa cantante y actriz cerró sus cuentas en esa red social.

Jimena tomó esa decisión luego de las críticas recibidas tras haber subido a sus cuentas de Instagram y de Twitter un pequeño clip en el cual baila en ropa interior brevísima -tal cual es su estilo- junto a su hijo Momo, haciendo movimientos sensuales. Algunos usuarios cuestionaron la exposición de Momo en ese contexto, y lo hicieron de manera agresiva, acaso violenta. En el revuelo producido en las redes sociales hubo palabras fuertes hacia la cantante, cuestionamientos sobre sus maneras de criar a su hijo y demás demasías que Jimena decidió no tolerar.

Al día siguiente, molesta por las críticas, escribió: «Feliz Navidad a todos y todas. Ojalá estén con las birras nuevas en el freezer, dándole duro a las sobras y riendo fuerte. ¡A usted hater también le deseo eso! Venga ese abrazo, cabeza de termo». Pero al ver que los cuestionamientos de índole personal no se detenían en ningún momento, Jimena cerró -tal vez sólo por un tiempo: ya se sabrá- su cuenta personal de Twitter para escaparle a las críticas y a las agresiones.