El secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin, fue ratificado en el cargo en el inicio del segundo mandato del reelecto gobernador Mariano Arcioni, quien respaldó su continuidad en la administración pesquera provincial. El médico veterinario capitalino venía ejerciendo el cargo desde noviembre de 2016 cuando reemplazó a Alberto Gilardino, aunque ya se desempeñaba con anterioridad en la subsecretaría de Pesca.
Awstin destacó la ratificación de confianza por parte del gobernador y repasó las principales acciones que se desplegaron desde esa cartera, enfatizando que hoy la pesca sea uno de los pilares de la economía chubutense con fuerte impacto en la ocupación de mano de obra.
En tanto, trascendió que Awstin recibió el ofrecimiento para ocupar un cargo a nivel nacional en la órbita de Pesca, pero habría desistido aduciendo razones de índole particular.

Preservar la paz social

Sobre su continuidad al frente de la cartera provincial, dijo que “es una satisfacción que el gobernador Arcioni haya decidido volver a convocarme. Y en la vida, como en la política, uno debe ser agradecido con la gente que lo banca en momentos difíciles y uno tiene que devolver de la misma manera. Y el Gobernador me dijo que me necesitaba en la continuidad y he accedido para seguir representando y defendiendo los intereses de Chubut”, expresó Awstin.
Al trazar una reseña de los puntos relevantes de su gestión iniciada durante la gobernación de Mario Das Neves, subrayó que “hemos logrado mantener la paz social de la pesca en Chubut. Independientemente de la abundancia de los recursos pesqueros teníamos permanentes conflictos con diversos sectores de la actividad, por lo que considero era una falta de diálogo”, evaluó.
En esa línea, recordó que “asumo en la Secretaría a poco tiempo de un corte de ruta masivo en los ingresos a Rawson por parte del SUPA y el SOMU, y en aquel momento se descomprimía con subsidios. Empezamos a trabajar con mucho diálogo y coincidimos que la solución no eran los subsidios, sino tratar de lograr la continuidad de actividad y trabajo en todos los puertos”, y así disipar los focos de conflictividad que eran recurrentes.

Merluza y langostino

Asimismo, sostuvo Awstin que a lo largo de los años hubo cambios en los ejes de desarrollo pesquero y que la actividad y la industria debieron ir ordenándose en base a ese proceso.
“Se ha ido diversificando la matriz pesquera de la provincia que por un momento estuvo casi exclusivamente enfocada al langostino. Hace cuatro años se devolvió a la reserva del CFP casi la totalidad de la cuota social de merluza que tenía la provincia, con lo cual empezamos a buscar que se empiece a usar la cuota por parte de las flotas que operan en la provincia”, detalló el funcionario al indican que actualmente se intenta que se trabaje sobre merluza en temporada baja del crustáceo.
“Hemos ido llevando la situación y evitando al máximo los conflictos. Creo que este ha sido uno de los mayores logros de la gestión, mantener la paz social bajando los niveles de conflictividad que tenía la pesca de Chubut”, insistió.
“Para lograr esto, -interpretó- ha habido un gran entendimiento de los sectores privados y sindicales, y desde el gobierno hemos siempre privilegiado que haya diálogo. Desde la CAPIP que es la cámara más tradicional e histórica, y hemos sabido entendernos con la CAFACH, y las cámaras más chicas”, manifestó.

Hay 28 plantas operativas

Por otro lado, Chubut muestra un notorio y continuo crecimiento en los volúmenes de desembarques pesqueros en la última década. “Zafra tras zafra de langostino fueron mejorando la cantidad de toneladas de langostino que se descargaron, salvo el año pasado que la flota de Rawson demoró su inicio por un conflicto de 35 días”, comparó.
“Estas muy buenas capturas se traducen en la generación de mucha mano de obra para los chubutenses y buenas exportaciones para los empresarios”, detalló sobre el derrame económico del sector que lo ubica entre las primeras tres actividades de generación de recursos en Chubut.
“En este momento hay 28 plantas pesqueras operativas en la provincia. Y son alrededor de 7.000 los puestos de trabajo directo en la pesca, incluyendo la estiba y el transporte en la cadena industrial”, describió el Secretario.

Materia pendiente

Awstin anticipó que habrá un fuerte impulso a la actualización normativa de la pesca a nivel provincial. “Lamentablemente, estamos hace tres años evaluando distintas alternativas para avanzar en una legislación aggiornada. Chubut tiene una legislación que habla casi exclusivamente del recurso merluza, porque se creó durante una época de crisis, con muchos barcos que se peleaban con una cuota social muy baja. En 2007 se hizo una ley restrictiva para evitar la sobrepesca de aquel recurso que era el más importante”, mencionó. “Luego comenzó un cambio paulatino y rotundo de la matriz pesquera de la provincia, y lamentablemente no hemos sido lo suficientemente inteligentes para lograr los consensos necesarios para acordar una nueva ley pesquera a partir del crecimiento exponencial que el langostino ha tenido en los últimos años”, planteó respecto de los cambios experimentados en el sector.

Más valor agregado, menos impuestos

“Este es el objetivo que tenemos con el Gobernador para avanzar en un programa pesquero integral de la provincia junto a asesores que están trabajando en este tema. No solo pensando en exigir al sector empresario una mayor industrialización, un mayor valor agregado, sino también en beneficios que lleven a eso. La lógica será a mayor valor agregado, menores cargas impositivas”, dijo respecto a los planes del gobierno para este nuevo periodo institucional. “Para esto también se requiere de políticas nacionales que aporten en este sentido. No alcanza con incentivos provinciales, sino que debe haber una mirada distinta desde Nación”, opinó.

Rechazo a las reformulaciones

Consultado en cuanto a la administración nacional pesquera llevada adelante por la gestión de Macri, hizo algunas diferenciaciones. “Lo que opino de la política pesquera ha quedado reflejado en mis votaciones en el Consejo Federal Pesquero. En algunas cosas estuve a favor, como la redacción de las primeras pautas de manejo del recurso langostino. Esto todavía no alcanza a ser un plan de manejo, son unas primeras pautas que se deben profundizar”, sostuvo.
“Claramente, no estuvimos de acuerdo, y por eso Chubut votó en contra o con abstenciones, muchas veces en soledad, respecto a las reformulaciones de proyectos pesqueros que se llevaron adelante en el seno del CFP. En su gran mayoría las votamos en contra haciendo hincapié que solicitábamos una resolución que reglamente las reformulaciones”, criticó sobre los desaciertos de Juan Manuel Bosch. (Fuente: Revista Puerto)

Gobierno de Chubut