Durante la reciente Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante, los bloques acompañaron por unanimidad el proyecto que había sido analizado en la Comisión de Ecología y que establece la prohibición del uso de sorbetes plásticos descartables, en virtud de evitar que el material plástico con el cual son fabricados, termine contaminando las aguas del Golfo, como suele ocurrir.
La iniciativa, similar a las de otras localidades como Puerto Pirámides, fue considerada por el área de Ecología municipal como la punta de lanza para avanzar en otros proyectos que desalienten el uso de descartables, principalmente en locales gastronómicos.
Actualmente, no está restringido el uso de servilletas de papel, bandejas y cubiertos de plástico, todos ellos elementos descartables con un inevitable impacto en la naturaleza, toda vez que la falta de prudencia en su utilización suele plagar de residuos la zona costera, principalmente los fines de semana.
Inclusive, en el caso de Puerto Pirámides, antes de que se sancionara una ordenanza similar, los festejos de Año Nuevo solían arrojar decenas de kilos de basura en la costa de la localidad balnearia.

Aportes de varios sectores

En este sentido, el titular de la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental municipal (SEPA), Facundo Ursino, destacó que “venimos trabajando hace bastante en estas cuestiones desde el área de Educación y Difusión; es más, la ordenanza la trabajamos primero en la Secretaría con los equipos técnicos, luego la llevamos hacia el Concejo Deliberante con el bloque nuestro, y la idea era que ellos hicieran sus aportes a la misma y la trabajaran en la Comisión de Ecología”.
Asimismo, agregó que “esos fueron los pasos que siguieron hasta que finalmente se aprobó; entiendo que es una ordenanza que ya tiene un montón de aplicación en otros lugares”, como es el caso de Puerto Pirámdes, “y era hora de que Madryn lo hiciera”.

Ya reparten vasos reutilizables

Por otra parte, Ursino recordó que “en distintos lugares estuvimos trabajando en el hecho de dejar de usar descartables, incluso en el Madryn Comestible, donde hay vasos reutilizables; la idea es seguir en ese sentido para la eliminación de plásticos en el mar, sabemos que todos los descartables que quedan en la calle van por el pluvial al mar y es algo importante, ya que genera una afectación inevitable en la vida marina”.

Seis meses para “gastar” los sorbetes

La normativa prohíbe “la venta, entrega a título gratuito y uso de sorbetes plásticos de un solo uso en el ejido municipal de Puerto Madryn” y aclara que “la aplicación será progresiva”, estableciendo un cronograma que inicia con la restricción para el ofrecimmiento o la colocación de “sorbetes plásticos de un solo uso a la vista del cliente”, lo cual comenzó a regir desde la aprobación del documento.
A su vez, “por el término de seis meses, los comercios que hubieran invertido en los sorbetes plásticos de un solo uso, podrán disponer de los mismos hasta agotar sus stocks” y, cumplido dicho plazo, “se dará lugar a la aplicación plena de la Ordenanza”.

Concientización y práctica

En el caso de la ordenanza recientemente aprobada, la misma abarca únicamente el uso de sorbetes: “Seguramente sigamos avanzando en más, tenemos que empezar con un puntapié y lo de los sorbetes es algo que facilitará la cuestión. Si (las empresas) tienen que dejar de ‘stockear’ los sorbetes, ello no representa un costo, y luego iremos avanzando con otros descartables”, indicó el funcionario municipal.
En cuanto a los paradores de la costa, varios de los cuales ya dejaron de utilizar sorbetes plásticos como el caso de Bistró, “vienen trabajando y tienen bastante conciencia la mayoría; vienen pensando en dejar de tener descartables, incluso hay organizaciones que están abordando el tema, y en ese sentido, buscamos sumarnos desde el Estado, haciendo lo que tenemos que hacer, que es legislar y generar normas de convivencia”.