Luego de semanas de ausencia en los medios, Cristina Fernández de Kirchner asumió su cargo como de vicepresidenta, junto a Alberto Fernández su compañero de fórmula y flamante presidente de Argentina.

Alrededor de las 11:45 de la mañana, Cristina llegó al edificio del Congreso de la Nación, donde la esperaba una gran multitud. La vicepresidenta electa optó por lucir una pieza «Off- white». El diseño en cuestión se trata de un poncho íntegramente realizado en encaje bordado que lo combinó con un palazzo y una solera a tono, de la mítica diseñadora Susana Ortiz.

Fernández acompañó el look con accesorios como su clásico Rolex Lady Date Just de oro y brillantes. La mandataria optó por no usar bolso o clucht. También, es importante resaltar que en el último tiempo, CFK se animó a lucir una cabellera un poco más corta y más cobriza, que en esta oportunidad acompañó de formar acertada.

Fuente: caras