El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que puede desistir de la candidatura a la reelección y elogió una eventual postulación del ministro de Justicia, Sergio Moro.
«Yo no sé si seré candidato en 2022, si yo estuviera bien puede ser que vaya a disputar, si no (..) hay millones de personas mejores que yo», afirmó el mandatario.
«Moro tiene un potencial enorme, él es adorado en Brasil», sostuvo respecto del ministro que fue juez en la causa anticorrupción Lava Jato y a quien la última encuesta de Datafolha le dio el 53% de aprobación, lo que lo convierte en el político más popular del país.
«Si Moro viniera, (a la presidencia) que sea feliz, no tengo problemas, Brasil quedará en buenas manos», señaló el jueves por la noche Bolsonaro en su habitual transmisión en vivo a través de las redes sociales.
El presidente, cuya popularidad es del 30%, había dicho la semana pasada que mantenía en pie su decisión de disputar un segundo mandato cuando dejó abierta la posibilidad de que Moro sea su candidato a vice.
Con este mensaje elogioso sobre el ministro, Bolsonaro al parecer mitigó las discrepancias políticas puestas de manifiesto esta semana respecto del nuevo paquete de leyes contra el delito.
El Presidente y el ministro habían tenido un contrapunto por la aprobación del “paquete anticrimen” en el Parlamento. La principal iniciativa de Moro para combatir la delincuencia fue sancionada con varias modificaciones por el Parlamento y el ex juez le había sugerido a Bolsonaro promulgarla con varios vetos. Sin embargo, el mandatario solo siguió su consejo en algunos casos.