La Federación Empresaria del Chubut (FECh) se pronunció este martes la política de cancelación de deudas del gobierno con los proveedores al advertir que tras un año y medio de tener las acreencias certificadas, solamente se pagó a cinco empresas.
Los empresarios cuestionaron el criterio “discrecional” de parte del Poder Ejecutivo en decidir a quiénes le pagan y a quienes no.
La entidad manifestó “su preocupación por la discrecionalidad observada en la aplicación de la Ley VII Nº82 por parte de la Provincia. Esta Ley Provincial, aprobada en marzo de 2018, tuvo como objetivo consolidar la deuda del Estado Provincial con sus proveedores mediante la emisión de Títulos de Cancelación de la Deuda Provincial (TICADEP)”.
“Habiendo transitado más de un año y medio, de los $2.883 millones de deuda certificada, se emitieron títulos para cancelar $750 millones que fueron dirigidos a sólo cinco empresas. Con este mismo monto, la Provincia podría haber solucionado el problema de deuda con 614 PyMEs, es decir, el 95% de los proveedores”, señalaron.
En esa línea sostuvieron que “ante consultas de la FECh, ni el Ejecutivo ni el Legislativo provincial han logrado en explicar el criterio ni los procedimientos aplicados para la liberación de los títulos. De esta manera, la incertidumbre dificulta cada vez más trazar un plan para continuar con el reclamo de cobro de por la vía administrativa”.
Finalmente, la Federación Empresaria Chubutense reclamó al Gobierno que cumpla con las promesas de pago alertando por las consecuencias que esta dilación les provoca. “La FECh insta a ambos poderes a cumplir con los compromisos asumidos. En primer lugar, cancelando a la brevedad la deuda con la totalidad de los proveedores, en los términos previstos en la Ley. En segundo lugar, arbitrando los medios para compensar a los proveedores por el costo que el incumplimiento viene generando desde la aprobación de dicha Ley, hace más de un año y medio”, concluyeron.

Gobierno de Chubut