La octava edición metalera del “Pacha Huasi” quedó enlutada con la muerte del bajista de una de las bandas participantes, tras arrojarse a aguas del Río Negro a modo recreativo. El fiscal del caso Matias Stiep confirmó que murió a causa de «asfixia por inmersión» y que no presentaba signos de criminalidad. El Municipio informó que el festival no estaba habilitado.
La alegría del encuentro metalero se transformó en desgracia cuando se conoció el fallecimiento del bajista de Mortaja, Osvaldo Damián Baez, que cerca de las 19 se arrojó por segunda vez al río sin hacer caso a las múltiples advertencias sobre la peligrosidad del lugar. El joven músico, de 31 años, fue arrastrado por la correntada del río Negro y aunque pudo ser rescatado del cauce, no pudo ser reanimado completamente por los presentes. Como aún tenía signos vitales fue trasladado en ambulancia al hospital donde finalmente falleció.