La provincia de Buenos Aires quedó al borde del default luego de que el fondo Fidelity, el mayor tenedor del bono BP21, informó por escrito su rechazo a la propuesta de Axel Kicillof de postergar el pago del vencimiento de 250 millones de dólares.
El gobernador bonaerense necesita para este miércoles 22 conseguir que al menos el 75% de los tenedores del capital del bono acepten que se postergue el pago del capital para el 1 de mayo. De lo contrario, el próximo 10 de febrero la provincia podría caer en default.
El fondo de inversión estadounidense Fidelity, uno de los más grandes del mundo, comunicó en las últimas horas por escrito su rechazo a la propuesta de Kicillof.
La negativa es más que significativa ya que Fidelity es el mayor tenedor del bono BP21 y podría determinar que la Provincia no logre el 75 por ciento de aprobación de los acreedores, una meta que se descontaba como muy difícil de lograr.
Desde el gobierno provincial dijeron a LPO que «el proceso continúa abierto por lo que no se puede anticipar ningún resultado». «La mecánica del proceso sólo permite avisar la aceptación, no el rechazo», dijeron voceros de Kicillof. «Entendemos que en estos momentos proliferan rumores para afectar la buena fe y la transparencia del proceso. No existe ninguna nota, ni aviso de rechazo», agregaron.
Aunque la tenencia del bono está atomizada y ningún tenedor por sí sólo podría hacer caer la propuesta de Kicillof, el que más cerca de hacerlo está es Fidelity. Según una estimación de Bloomberg, este fondo reúne algo más del 16 por ciento del BP21 con las tenencias de FMR LLC (13,28%) y FIL Limited (3,15%).
El listado de Bloomberg es estimativo ya que algunos fondos no informan sus tenencias. Pero para tener magnitud de la importancia de Fidelity, en el listado de mayores tenedores le sigue el holandés NN Investment Partners con el 3,52% del total.