PARA REDUCIR EL IMPACTO SANITARIO Y AMBIENTAL

Concejal propone prohibir fumar en las playas de Puerto Madryn


El Diario | Medio Ambiente | Politica | Puerto Madryn

La edil María Eugenia Domínguez, que integra el bloque unipersonal de Cambiemos en el Concejo Deliberante, presentó un proyecto que prevé “playas libres de humo” a partir de la prohibición de fumar en dichos espacios naturales.
La iniciativa tuvo en cuenta que la manufactura de cigarrillos “es una de las principales causas de desechos químicos”, así como también expuso las consecuencias en la salud para aquellos fumadores activos y pasivos.
Asimismo, el proyecto apunta a concientizar sobre la necesidad de disminuir la afectación ambiental que producen las miles de colillas de cigarrillos que a diario se encuentran en las playas de Puerto Madryn, además de establecer que deberá haber un recipiente para depositar las colillas cada 50 metros, dentro del sector de playa, y por fuera del espacio donde estará prohibido fumar.
Entre otras cuestiones, el programa también propone fomentar la concientización respecto de las consecuencias del tabaquismo en la salud, a través de áreas dependientes del Ejecutivo Municipal, conjuntamente con ONG y otras asociaciones con competencia en la temática.

Ciudad libre de humo

Al respecto, Domínguez explicó que “la idea es crear el programa Playa Libre de Humo, en concordancia con otras ordenanzas que ya existen en el Municipio, el cual ya había sido declarado como ‘libre de humo’, prohibiendo fumar dentro de todas las oficinas municipales en un principio, y luego restringiéndose en todos los lugares de acceso público y en el transporte público” y remarcó que “por un lado, buscamos proteger la salud, que es un derecho humano que todos tenemos; es sabido que ser fumador pasivo, es decir, estar cerca de alguien que fuma, es una causal de enfermedades como distintos tipos de cáncer, además de que se apunta a cuidar y preservar el medio ambiente”.

Tabaquismo y afectación ambiental

En el mismo sentido, la edil planteó que “cuando se hace una limpieza de playa, una de las primeras cosas que se encuentra son las colillas de cigarrillos, que tardan alrededor de 25 años en biodegradarse” y fundamentó que “esto es algo que no solamente contamina la arena de nuestras playas, sino también el agua y la fauna marina, generando un desequilibrio ecológico”.
Asimismo, refirió que “una colilla de cigarrillos contamina entre 50 y 70 litros de agua, que es un montón si pensamos la cantidad de las mismas que día a día se desecha” y agregó que “desde lo ambiental hay que pensar también en la deforestación que tiene lugar para plantar trabajo, algo que afecta muchísimos bosques y selvas; es sabido que se utilizan árboles para hacer los filtros y el papel del tabaco, lo que representa una gran cantidad de árboles que se talan con estos fines”.

Apuntan a usar menos plásticos

De este modo, la concejala planteó que “al ser una ciudad turística, la necesidad de cuidar la ecología en Puerto Madryn nos lleva a tomar esta clase de medidas; en términos locales comenzamos hace poco a implementar la Ordenanza que prohíbe el uso de sorbetes (descartables de plástico) y se debería encaminar a la prohibición de plásticos de un solo uso”, sumando a ello que “siempre decimos que hay bastante reticencia todavía, por la dificultad que puede haber en el reemplazo de estos elementos de plástico, pero es algo que no puede seguir esperando y hay que abordarlo de manera urgente”.

Dar el ejemplo

En cuanto al acompañamiento que desde el bloque esperan hacia el proyecto, ingresado primeramente a la Comisión de Ecología, Domínguez remarcó que “creemos que vamos a tener una buena recepción, ahora comenzaremos a dialogar con el resto de los bloques para determinar qué adhesión vamos a tener” y concluyó que “entendemos que nos van a acompañar, justamente porque se trata de una situación de salud pública y una necesidad imperiosa en nuestra sociedad el generar espacios libres de humo y, además, dejar de dar el ejemplo de fumar a los niños y jóvenes; es sabido que, cuando un niño ve fumar a los adultos, puede pensar que es un hábito aceptado, y cada vez más jóvenes comienzan a fumar desde temprana edad; por eso, cuanto menos se fume en espacios públicos, esperamos que la cantidad de jóvenes volcados al tabaquismo vaya reduciéndose”.


COMENTARIOS

Comments are closed.