Los estatales de Chubut seguirán cobrando en forma escalonada y no tendrán aumentos salariales por 180 días. Habrá retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas. Sólo podrá ingresar una persona al Estado por cada tres que se jubilen. Congelan vacantes por cuatro años y reducirían la planta política en apenas un 15%. Esas forman parte de las medidas que integran el paquete de ajuste que implementará el gobierno, tras admitir que el déficit de este año será de 22 mil millones de pesos, el doble del que habían presupuestado.
Luego de que el gobernador Mariano Arcioni publicara en las redes sociales un video explicando su postura respecto a la crisis económica y financiera que atraviesa la Provincia, el encargado de explicar los pasos a seguir para intentar salir de esta dura situación fue el ministro de Economía y Crédito Público de Chubut, Oscar Antonena.
En una conferencia de prensa, el titular de la cartera de hacienda informó los distintos lineamientos en los que se basará la Reforma Estructural del Estado. Entre otros puntos, esta iniciativa prevé los siguientes puntos: cancelación de vacantes por cuatro años; pago escalonado para todos los estamentos del Estado; suspensión por 180 días de incrementos salariales, manteniéndose a diciembre de 2019; reducción de la planta política entre el 15 y el 20%; jubilaciones anticipadas para quienes estén en edad en los cuatro años siguientes, ofreciendo una gratificación; a empleados en edad de jubilarse se les dará un plazo de 30 días; sólo podrá ingresar una persona al Estado por cada tres que se jubilen.
Vale destacar que en dicha oportunidad Antonena estuvo acompañado por el secretario general de Gobierno, Carlos Relly; el ministro de Gobierno, José María Grazzini; el fiscal de Estado, Andrés Giacomone; el titular del Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut (ISSyS), Miguel Arnaudo; y el ministro de Educación, Andrés Meiszner.
En sus primeras declaraciones, el ministro de Economía y Crédito Público de Chubut pidió hacer un diagnóstico para entender porqué están en esta situación las finanzas provinciales. En primer lugar, precisó que el déficit estimado para el ejercicio 2020 asciende a unos 22.000 millones en términos financieros, lo que implica un 40% de los ingresos totales de la Provincia. “Esto es asumiendo que no se ajustan salarios ni jubilaciones durante todo el año 2020, entendiendo un incremento promedio anual del a coparticipación del 45% y un incremento promedio anual del 22% de la recaudación de la Dirección General de Rentas”, agregó.
Además, Antonena indicó que “a pesar de esta magnitud que acabo de anunciar, este déficit no incluye ajustes de salarios 2020, Fondo Unificado de las Cuentas Oficiales (FUCO), cláusula gatillo de salarios, deuda de SEROS, TICADEP sin emitir, deuda con YPF, deuda con CAMMESA, deuda con proveedores, sentencias en contra del Estado. Si tomáramos esta magnitud, estaríamos hablando de 36.879 millones de dólares”.

Gasto en haberes para activos y pasivos

En la continuidad de su discurso, el ministro de Economía y Crédito Público de la Provincia hizo referencia al gasto que tiene el Estado en salarios, tanto para activos como para jubilados. Según él, el mismo “nos representa el 120% de los ingresos netos de las regalías cedidas para el pago de los bonos. Esto, sin aumentarlos en todo el año. Este ratio debería llegar a un rango de entre el 70 y el 80%, para permitir el normal funcionamiento del Estado y un nivel de inversiones de capital que aseguren el crecimiento de infraestructura de la Provincia”.
“La masa salarial, con ajuste ascendería a 70.000 anuales, 150% de los ingresos netos. Esto nos llevaría a este déficit, en promedio, de 37.000 millones”, aclaró el titular de la cartera de hacienda.

Reperfilamiento de la deuda pública

Otro de los puntos a los que se hizo referencia en la conferencia de prensa de la víspera fue a la necesidad de reperfilar la deuda pública: “Si la Provincia lograra diferir todas las obligaciones por pagos por servicios de deuda, bonos, letras y anticipos del Banco del Chubut mantendría un déficit de unos 13.000 millones. En este escenario el gasto en salarios y jubilaciones propio del ejercicio seguiría en niveles insostenibles”.
“La provincia de Chubut enfrenta un problema estructural tan extremo, en términos del peso de su masa salarial, que ya no sólo le impide funcionar normalmente e invertir en infraestructura, sino que le impide seguir endeudándose para pagar los salarios y las jubilaciones, aún manteniéndolos sin ajustar durante todo 2020 y logrando despejar todos los pagos de deuda durante el ejercicio”, agregó.
Además, el ministro explicó que actualmente la deuda pública provincial alcanza a unos 855 millones de dólares, que en su gran mayoría está garantizada por regalías petroleras y denominada en dólares en un 85%. “De esta última, el 93% es ley extranjera. La deuda de mercado, títulos públicos, representa el 80% de la deuda total, parcialmente concentrada en fondos de inversión de mercados extranjeros”, precisó.
Además, recordó que el Gobierno Provincial está realizando gestiones para reperfilar su deuda pública, lo que representaría diferir los vencimientos de pago de capital, amortizaciones de los próximos cuatro años y reducir el pago de intereses durante el mismo período. “Para que la propuesta sea exitosa debe exhibirse de manera clara la sustentabilidad de la deuda luego del reperfilamiento y la implementación de modificación de su estructura fiscal por parte de la Provincia”, remarcó.

Paquete de medidas

Posteriormente, Antonena refirió a las medidas puntuales que implementarán desde el Gobierno de Chubut para poder lograr lo propuesto por el Poder Ejecutivo. En este contexto, Chubut buscará “encarar una profunda reorganización operativa de manera coordinada con el Gobierno Nacional, tendiente a lograr organización fiscal”.
Primero, habrá un débito laboral, lo que implica que la gente que está en condiciones de jubilarse, cumpliendo edad y años se les ofrecerá la adhesión al programa. Además, propusieron retiros voluntarios, lo que significa retirarse como empleado provincial y se interrumpe la relación laboral, ofreciendo una gratificación a ser percibida de acuerdo a lo establecido en la reglamentación.
En el caso de las personas que tiene la edad para jubilarse, o más, y que cumplan con los requisitos para acceder al sistema jubilatorio, se les dará un plazo de 30 días para que inicien los trámites y el Estado realizará un relevamiento de las nóminas.
También habrá un “tres por uno para todos los estamentos del Estado. En todos los casos, cuando se jubilen agentes, sólo se podrá reponer a razón de tres jubilados por un ingresante. En esta caso, no se considerarán las bajas por retiros voluntarios”. En este sentido, también se cancelaron las vacantes por cuatro años, salvo excepciones fundamentales y acotadas.
También confirmó la suspensión de los incrementos salariales por 180 días, tal como se había anunciado días atrás. De esta manera, los haberes se mantendrán vigentes a diciembre de 2019. Otra de las medidas anunciadas en la víspera por el ministro de Economía y Crédito Público de la Provincia refirió a la reducción de la planta política de entre un 15 y un 20%.

Gobierno de Chubut