Estados Unidos criticó las declaraciones del ex presidente boliviano Evo Morales que afirmó que en caso de que regresara a Bolivia se tendrían que organizar milicias armadas como en Venezuela. “Son el último ejemplo de su indiferencia por la democracia y el estado de derecho”, dijeron a Clarín desde el gobierno de Donald Trump.
El ex mandatario se encuentra en la Argentina desde el 12 de diciembre, tras la salida del poder y un breve paso por México. La radio «Kawsachun Coca», perteneciente a los sindicatos cocaleros de Cochabamba, el feudo sindical y político de Morales, difundió el domingo unas declaraciones del ex gobernante en una reunión con sus seguidores en Argentina, de las que luego se hicieron eco varios medios locales. “Quiero que sepan, si de acá a poco tiempo, si volvería, o alguien vuelva, hay que organizar como en Venezuela milicias armadas del pueblo», afirmó Morales en medio de aplausos de sus seguidores.
Estados Unidos sigue de cerca los movimientos de Morales, considerado por Washington como un líder alineado con los “regímenes ilegítimos” de Venezuela y Nicaragua. Consultado por Clarín sobre estas declaraciones, un portavoz de la oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado dijo que “los recientes comentarios de Evo Morales llamando a los bolivianos a organizar milicias armadas son el último ejemplo de su indiferencia por la democracia y el estado de derecho”. Y agregó que “los brutales colectivos en Venezuela son un modelo rechazado por todos los líderes democráticos”.