Pocos días atrás, tanto los que pagan sus cuotas por la compra de la vivienda a través del sistema Unidades de Valor Adquisitivo (UVA); los que ya tienen aprobados sus créditos; los desarrolladores e inmobiliarias, celebraron el anuncio que hizo en su cuenta de twitter la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa: “quienes hayan tomado un crédito hipotecario podrán comprar hasta USD 100.000 sin tener que pagar el recargo del 30% del impuesto PAIS”. Y luego, hubo una reunión en el Ministerio de la que participaron varios representantes de los Hipotecados UVA Autoconvocados, en donde la ministra les aclaró el anuncio, y les informó: “por el momento no se ha concretado una respuesta a la problemática, pero que está en la búsqueda de una solución junto con las áreas encargadas del caso”. La funcionaria destacó que el Ministerio comprende por ahora sólo los créditos Procrear, en sus tres líneas: Desarrollos Urbanísticos: Lotes con Servicios y Compra. Y refirió que en el marco de la situación del país y teniendo en cuenta que se logró sancionar la Ley de Solidaridad, se decidió mantener el congelamiento de las cuotas dispuesto que rige hasta el 31 de enero hasta fines de febrero; mientras se analiza una salida definitiva, que no fuera de emergencia. Representantes de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación ya se reunieron con pares del Banco Central de la República Argentina, del Banco Nación, del Banco de la Provincia de Buenos Aires y con funcionarios del Ministerio de Economía, para informar y emprender una solución equitativa para que los que se endeudaron a través de los UVA, puedan pagar sus cuotas sin tener que pasar sobresaltos atados a la inflación; y que la indexación de los créditos mensuales se vuelva a encarrilar sin que se altere la relación cuota e ingreso, de un tope del 30 por ciento. En este sentido, las entidades crediticias afirman que la morosidad de quienes pagan sus cuotas en UVA es de sólo 0,6% del total de la cartera, y que de 104.000 casos, sólo 781 familias se encuentran en problemas para el pago.