Por Juana de Arco*

La verdad es que fue una semana literalmente calentita la que da lugar al tercer fin de semana del nuevo año en Chubut. Porque es verano está claro y subimos al podio de máxima temperatura nacional climáticamente hablando, pero también porque es un gran hervidero el que genera la política del desgobierno en una sociedad ampollada por donde se la mire.
El agotador contrapunto que propone el gobernador Mariano Arcioni entre la casta de gobierno y la masa gobernada, genera definitivamente una fricción explosiva que no lleva un mes y quince días de refriega, sino que arrastra más de dos años. Y en ese marco, hay una pregunta que cobra actualidad día por medio: ¿Cómo fue que logró reelegir el comodorense con ese estilo de gobierno arbitrario y descalzado de las necesidades públicas? Para muchos, completar el período del exgobernador Mario Das Neves requería de ´algunas´ improvisaciones, depuraciones y mano dura, por eso se le perdonaron muchas incongruencias, esperando que su “propia” gestión fuera diferente. Nada más lejos porque ¿puede un conductor ser diferente de lo que muestra de arranque? Difícil que el ´chancho vuele´, dice mi vecina.
La preocupación que surge para los entendidos en esto de la melaza del poder es que a veces hay que temer más a las ´aves de paso´, que a los referentes que buscan perpetuarse en el poder. Sencillamente porque en los primeros, puede escasear notablemente la mesura necesaria para gobernar sin perjudicar al pueblo o la institucionalidad ya que ´andan de paso´, mientras que en los segundos, la extrema ambición de permanencia de alguna manera puede llegar a dosificar las ´defecaciones´ que se manden.
Para varios parapsicólogos políticos regionales, el caso Arcioni es uno para no perder de vista por los procesos ´paranormales´ que podría provocar en estos cuatro años sobre un territorio rico en recursos naturales y convenientemente despoblado, con una ciudadnía tibiamente movilizada, escasamente informada y profundamente desarmada de poder en los hechos.

Dime de que hablamos y te diré en que andas

Estas semanas veraniegas en Chubut han puesto en tal estado de activación a la opinión pública que para quienes tenemos que mirar el todo y no las partes, nos suena extraño. Los temas que tiró el gobierno de Arcioni pasaron hiperactivamente de la minería al achique del estado, de la puja de poderes al reperfilamiento de deuda. Se podría decir parafraseando a un periodista porteño “demasiado efecto Nisman” para no resultar sospechoso. Para el relator, el tema recurrente sobre la trágica y dudosa muerte del fiscal, que sigue sin ser investigada en profundidad pero saltaría a la palestra nacional cada vez que un gobierno (el anterior o este) necesita que no se discuta demasiado otras cosas, sería un mecanismo de distracción. Y analizando cada vez que aparece el tema, hay que reconocer que algo de periodicidad discursiva hay, guste o no.
En Chubut pasa algo parecido. Cada vez que Arcioni necesita diluir otro debate, la minería enciende un intercambio de posiciones que termina oscureciendo todos los demás temas. Y después, sin anestesia, surge la que en verdad ´se estaban mandando´.
Qué quiere que le diga…uno no es tan pero tan supersticiosa, pero cuando el comodorense comienza con los trabalenguas sobre reestructurar reprogramar o reperfilar, por las dudas yo me pongo un hilo rojo en la muñeca y empiezo a mirar las comisiones.

Estado parado, Estado saqueado

Del mismo modo le pasa a los estatales cada vez que aparece un gesto de generosidad personal extrema, como el renunciamiento al propio sueldo que hizo el escribano también esta semana. Porque en definitiva saben que el sogazo será para los empleados que no cobran gastos reservados. De esa piola viene tirando duro y parejo el gobernador sin que se le despeine el jopo. Primero impuso la cuotificación de pago de haberes, después el escalonamiento eterno y finalmente el congelamiento de aumentos. Como represalia recibió corte de rutas, quema de casa de gobierno y legislatura, enfrentamientos con la policía, pérdida de seis meses de clases y paro casi absoluto del estado. Y siguió sin despeinarse…
Ahora, con estos nuevos anuncios de readecuación de la estructura administrativa con achiques importantes en las bases, y poca cuantificación de lo que en dinero significaría el 20% de plana política, desde Rawson saben que los agentes continuarán con medidas de fuerza. Y como ya es sintomático y por demás llamativo que no le preocupe en absoluto pagar por un sistema que no funciona a sabiendas que ocasionará ausentismo y parate, lo que genera Arcioni es la gran duda si en definitiva lo que le conviene es que la estructura de gobierno esté ausente. Da para imaginar al hombre haciendo y deshaciendo a sus anchas en Fontana 50 como cuando los padres dejan a sus hijos solitos en la casa, mientras los indignados blanden sus gritos y pancartas por las playas abrasadoras o las rutas intransitables. Y eso es lo que va a pasar la semana entrante nuevamente tras el duro comunicado gremial que advierte que los empleados no pagarán más corrupción ni ajustes. “Lo venimos denunciando desde hace años, le venimos dando batalla a un gobierno que ha jugado con las economías familiares y los fondos y recursos provinciales, que ha construido un discurso público cuyo contenido fueron mentiras y acusaciones contra los trabajadores, en un completo e intencional desconocimiento de sus derechos. Los trabajadores de Chubut llevamos más de dos años discutiendo, peleando y reclamando el cumplimiento de los acuerdos paritarios que van desde lo salarial hasta condiciones dignas de trabajo. La respuesta de este gobierno ha sido mirar para otro lado, incumplir y recurrir a la represión”, afirmó ayer la Mesa de Unidad Sindical en lo que se entiende una nueva declaración de guerra.

El negocio no para

En la lujosa Dubai hay una regla de oro, que se estaría promoviendo en la política de Chubut. Allá ´se obtiene en relación a lo que se paga´. Por lo que no es de extrañar entonces que Arcioni blinde y cuide con exageración indisimulable el negocio de su ciudad de origen, el petróleo.
Esta semana, mientras el refunfuñar público iba por otros carriles, el hombre logró oficializar el nuevo directorio de Petrominera con Javier Touriñán y Rafael Cambareri al frente. Las designaciones fueron publicadas en el Boletín Oficial sin demasiado ruido. La presidencia de la empresa estatal que concentra el manejo de hidrocarburos, minería y demás recursos estratégicos está a partir de ahora a cargo del exdiputado del FpV, Javier Touriñán. Los directores son el gobernante en las sombras, Rafael Cambareri, el geólogo Jorge Ponce; Héctor Millar tesorero del Sindicato de Petroleros Privados, y el dirigente de la UOCRA Rubén Crespo. Como síndicos fueron nombrados, el abogado Jorge Mata, socio en un estudio jurídico de Juan Pais; la integrante del Tribunal Electoral de Comodoro, Cintia Juárez y el abogado radical, Gastón Acevedo. Todos ellos habilitados por un decreto de Arcioni que logró banca legislativa y que garantiza a los miembros del nuevo directorio un tiempo de acción de tres años. Uno de los temas que caracteriza a Petrominera es el hermetismo de sus manejos, un déficit que se supone la nueva dirigencia sabrá democratizar por tratarse del único generador de divisas genuinas con que cuenta las arcas públicas provinciales.

Los miedos nada tontos

Y si el petróleo es la especialidad de Mariano como moneda de cambio para garantizar una gestión donde fama no busca, y donde su futuro es evidente que no será político, se entiende más su ausencia prolongada del territorio luego de los estruendosos anuncios lanzados por video antes de partir a Buenos Aires. Es que allí además del tema deuda se habría quedado tratando un repliegue que no se sabe bien que se trae de fondo. De acuerdo a lo trascendido el presidente de la petrolera estatal YPF, Guillermo Nielsen, se reunió con Arcioni, acompañado por dos popes gremiales del sector “Loma” Ávila y José Llugdar; además del ministro de Hidrocarburos, Martin Cerda porque la petrolera de bandera reduciría entre 80 y 100 millones de dólares su programa de inversiones 2020 en la Cuenca del Golfo San Jorge. Esto puede significar un componente no previsto en la caída de la recaudación, pero además de las negociaciones en danza.
A la par, otro dato que alertó el cambio de escenarios es la posible entrada de Kicillof a la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI). Sucede que el exministro de Economía de Cristina que conduce Buenos Aires, argumenta que si bien esa provincia no tiene yacimientos, cuenta con grueso del sector industrial y los puertos estratégicos para el crudo. Es decir buena parte de la industria vinculada a la explotación de los hidrocarburos está asentada en territorio bonaerense. Como por ejemplos las importantes refinerías en Ensenada, Campana, Bahía Blanca y Dock Sud. Con este ´jugador´ de ligas mayores, los chubutenses verían condicionados muchos de los intercambios de expertos que esperarían liderar.

Fiebre del ´oro negro´

También deja claro el movimiento de fichas del tablero de “Todos”, donde se viene dando un recurrente empardado de fuerzas ya que la movida de acercamiento de Kicillof con Gutiérrez se da en vísperas al tratamiento de la nueva Ley de Hidrocarburos que se trataría la próxima semana luego que el presidente Alberto Fernández le pidiera a los directivos de las principales petroleras que operan en el país que acerquen «propuestas» para salir del actual esquema de precios de los combustibles, y confirmar que remitirá al Congreso el proyecto de ley que incentive las inversiones para tratar en el período de sesiones extraordinarias.

Y a la par se puede decir que el dato más importante del viernes fue el guiño de Nación a Vaca Muerta, abriendo el cepo para las petroleras. Esto corona la semana luego que el directorio del Banco Central aprobó la apertura del cepo cambiario para las empresas que necesiten girar utilidades al exterior al tipo de cambio oficial. La medida, había sido pedida y gestionada por el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez y beneficia de lleno a las compañías de hidrocarburos. La idea de un «blindaje» para Vaca Muerta ya venía siendo anticipada por dirigentes del oficialismo desde antes de que Fernández asumiera la presidencia, el 10 de diciembre pasado. Para Arcioni eso es bueno, porque beneficia a los numerosos amigos que tienen intereses en Neuquén, pero también preocupante porque puede tender a desinflar las expectativas inversionistas en Chubut. En fin, como decía mi abuela, cuando haya mucha sintomatología febril después de tantos soles, póngase una toalla seca sobre la cabeza y de vuelta un vaso de agua bien fría. Si se forman burbujas, no hay con que darle, usted está insolado. Y lo más conveniente es guardarse a la sombra por unos días.

*Soy Juana de Arco,….y ceniza de tantos