Neo Pistea, el trapero que cantó en el boliche de Villa Gesell en el que comenzó el ataque al joven asesinado, pidió «Justicia por Fernando», que «los asesinos cumplan su condena» y dijo que «lo que pasó el sábado es un símbolo de descontrol absoluto y violencia extrema».

En su cuenta de Instagram, el trapero expresó su tristeza y dolor ante el asesinato de Fernando Báez Sosa, de 18 años, a la salida del boliche Le Brique. .
«Lo que pasó el sábado es un símbolo de descontrol absoluto y violencia extrema, la cual no forma parte de mi vida ni es avalada por mí, ni por mis amigxs (sic) o compañeros del género. La noche no es para eso, tampoco un show es para eso; un pogo no es para eso: hay que cuidarse y divertirse de otra forma, no que sea un campo de batalla», escribió el joven de 25 años.

Además, Neo Pistea, quien cambió su foto de perfil por el lazo del luto, pidió que no se deje de hablar del crimen: «Quiero pedir por favor Justicia, y como no confío demasiado en la Justicia, pido por favor no descuidar el tema, seguir compartiendo información, no dejar de pedir Justicia y mover todos los medios necesarios para que los asesinos cumplan su condena».

Y concluyó: «Aprovecho de nuevo para pedir fuerzas para la familia de Fernando. Estoy triste, espero tener contacto con la familia o con amigxs (sic) mañana o en los próximos días. Fernando Q.D.E.P. Lo siento mucho».