Son unos 500 pases a planta permanente pero el dato más denso, el que impresionó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue otro: el 55% del personal que actualmente cumple tareas en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), fue designado durante el mandato de Gustavo Arribas, amigo de Mauricio Macri, que quedó al frente del organismo durante el gobierno de Cambiemos.
Cristina Caamaño, la interventora de la AFI, estuvo este lunes a media mañana en Casa Rosada y se reunió con Cafiero ante quien desglosó un detalle de los nombramientos bajo la lupa: de los 1.400 efectivos que conforman el cuerpo de la agencia, más de la mitad fueron designados a partir del 2016.
Ese factor tiene, dicen en el Gobierno, un componente político: «Más de la mitad del personal se nombró en tiempos de Macri mientras que el resto se hizo a los largo de 32 años de democracia».
De los más de 700 efectivos nombrados en estos cuatro años, la mayoría pasó a planta permanente en el tramo final de la gestión de Arribas.
«Del total que ingresó durante la gestión Arribas, el 82% lo hizo en planta permanente y el 70% de esos casos lo hicieron entre las PASO del 9 de agosto y el recambio presidencial del 10 de diciembre», apuntó una fuente oficial a Clarín.
Es decir, según el Gobierno, habrían ocurrido nombramientos y pases a planta «a las apuradas» desde la derrota electoral en las primarias de agosto. Cafiero y Caamaño resolvieron este lunes que avanzarán con el análisis de cada designación y que para el 15 de enero habrá una definición sobre qué destino tendrá cada caso.