Una pareja de músicos galeses de Puerto Madryn, Horacio y Paula Casteglione, fueron víctimas de un robo dentro de su vivienda el pasado fin de semana, cuando desconocidos ingresaron por el balcón y les robaron no sólo los instrumentos, valuados en una importante suma de dinero, sino también sus ahorros y otros efectos personales, varios de ellos importante valor sentimental.
El hecho ocurrió en un departamento de la zona sur de Puerto Madryn, y los damnificados solicitaron el acompañamiento de la comunidad, así como también estar alerta “en caso de que vean que se ofrecen instrumentos a través de las redes sociales”, según indicaron.
Por el robo todavía no hay detenidos; se trata de dos profesionales del arte dedicados a la difusión de la cultura galesa a nivel local.
Al respecto, la docente de música relató que “vivo en la zona sur de Puerto Madryn y el pasado 11 de enero, entre las 8 y las 10 de la noche, mientras habíamos salido con mi esposo, nos entraron a robar por la puerta de entrada del balcón y se llevaron dos notebooks, una HP color blanca y una marca Asus” y comentó que también “se llevaron la caja fuerte, la arrancaron de la pared; ahí estaban nuestros ahorros”.
No contentos con ello, los ladrones también sustrajeron las mochilas de la profesora y su esposo, “una color rojo y negro que tenía libros de galés, y otra fucsia de tres bolsillos, grande; dentro de ella tenía mi flauta traversa, ‘tin whistles’ (silbatos celtas), y otro en verticular que era del lutier David Furman, todo de aluminio y metálico, fácilmente reconocible”.
El relato de la damnificada se viralizó rápidamente, y la misma pidió alertar “si ven que se ofrece una flauta traversa Yamaha, bastante cara y que fue un regalo de casados de mi esposo, que lo compró con mucho esfuerzo” y comentó que “nuestros ahorros también los logramos con muchísimo esfuerzo; nunca nos compramos nada, ni ropa, ni maquillaje, nuestra heladera está casi vacía porque comemos en el día a día, y todo lo que tenemos lo tenemos luego de mucho sacrificio”.
Asimismo, lamentó que “lo que más me duele de la mochila que se llevaron es que fue un regalo de mi abuelo, que hace unos meses falleció; fue un regalo que representaba su manera de ayudarme y apoyarme en mi carrera musical, en el arte, en dar clases; ahí yo ponía todo e iba a dar clase a todos lados, a los talleres; siempre anduve con una mochila toda rota, mi abuelo se dio cuenta, me regaló una nueva, y lo que más me duele es que él falleció hace un par de meses”.

Recuerdo familiar

En el mismo sentido, Paula expresó que “se llamaba Mario Manuel Cayetano Gutiérrez, por ahí alguien lo conoce, fue uno de los pioneros en materia de cobertura de carreras automovilísticas y junto con mi bisabuelo habían puesto antenas para cubrirlas, aportando muchísimo para el rubro de la radio, llegó a entrevistar a (Juan Manuel) Fangio; muchas de sus coberturas y de su material está todo en cintas, y si hay algo que aprendí de mis abuelos es aportar a la comunidad y a la provincia, al pueblo y a la Patria, a la cultura” y agregó que “con mi marido trabajamos mucho en lo que es difusión y turismo cultural, aportando la educación a la música y el arte, de la mejor manera en que nos sale, por eso me da mucha impotencia porque siento que la gente que se esfuerza y a la que realmente le importa su Patria, somos los que estamos en el fondo del tarro, de los que nadie se ocupa”.

Bronca e impotencia

La docente fue contundente: “Siento que a los políticos y gobernantes le importa la gente común. Por eso quiero difundir la impotencia que tengo, la bronca, y por otra parte, pedir que si ven esos objetos a la venta, que sepan que son robados. Siempre hay que sospechar cuando se vea algo en Facebook o donde sea, cuál es su procedencia. Sé que la plata no va a volver, los instrumentos si ocurre un milagro aparecen, pero se sabe cómo funciona todo acá. Hay alguien que favorece el ‘afano’ y por eso se roba tan fácil y las cosas no aparecen nunca. Se sabe que vienen de Trelew a robar a Madryn y viceversa, y casi siempre se sabe quiénes son los que roban, pero nadie puede hacer nada porque los meten preso y al otro día salen. Parecería ser que la solución es irse de este país y dejar que se autodestruya. Pero quiero agradecer a los que nos estuvieron acompañando, y pedir ayuda para ver si pueden hacer algo y aparecen las cosas”, concluyó.

Municipalidad de Puerto Madryn