La viceintendenta de Puerto Madryn y presidenta del Concejo Deliberante, Noelia Corvalán, anticipó los ejes sobre los cuales girará la aplicación del plan Argentina contra el Hambre, que será presentado hoy a las 11 horas en la sede de la UTN FRCh, en una ceremonia presidida por el intendente Gustavo Sastre.
La iniciativa prevé un abordaje interinstitucional, del que participarán en principio más de medio centenar de organizaciones con abordaje en un amplio abanico de temáticas, con preponderancia en la articulación entre actores privados y públicos.
Al mismo tiempo, buscarán trazar una línea de acción concreta, en pos de reunir esfuerzos para combatir las desigualdades generadas por la crisis económica, con un trazo fino en la economía local, el desarrollo de nuevas actividades y oportunidades para que familias vulnerables puedan generar sus propios ingresos, y la atención a cuestiones alimentarias y de nutrición como factor fundamental en algunos sectores de la población.

Unificar criterios

Consultado al respecto del programa, el intendente Gustavo Sastre, valoró el trabajo conjunto con todos los sectores que se sientan parte del Frente de Todos, para unificar criterios y avanzar en esfuerzos mancomunados. “Entendemos que es tiempo de unidad y que, así como fue planteado a nivel nacional por el presidente Alberto Fernández, en el ámbito local también pretendemos y buscamos, avanzar todos juntos por los mismos objetivos. Para nosotros es parte de nuestro discurso desde hace años. Siempre admitimos que la Municipalidad tiene las puertas abiertas para todos aquellos que quieran sumarse y aportar desde el lugar que les toca”, dijo.
“Si a nivel nacional se pudo lograr una unidad, a nivel local debe ser mucho más fácil conseguirlo, ya que somos menos actores, pero todos trabajamos por el mismo fin, que es darle respuestas a la gente”, remarcó Gustavo Sastre.

Tarjeta de alimentos

Uno de los instrumentos que prevé la iniciativa es la Tarjeta Alimentar, que “permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas” y “está destinada a madres y padres con hijos e hijas de hasta seis años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH)”, así como “también a embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH”, según lo descripto por la cartera de Desarrollo Social de la Nación.
La implementación de la tarjeta “será automática a partir del cruce de datos entre ANSES y AUH, por lo que no hace falta realizar ningún trámite”, a la vez que “el tercer viernes de cada mes la tarjeta se recargará de manera automática” y “no permitirá extraer dinero en efectivo”.
La medida se irá implementando de manera paulatina y por etapas en todo el país, y no reemplaza ningún programa existente. “Es un refuerzo alimentario complementario”, consignaron.

Economía social

Corvalán explicó que “lo que nosotros haremos será la presentación del plan Argentina contra el Hambre en su versión local, encabezada por el intendente Gustavo Sastre” y sostuvo que “si bien el programa nacional tiene algunos ejes que son generales, es importante darle la impronta desde la realidad de la ciudad”.
Sobre esto último, precisó que “si bien el nombre habla del hambre, cuando uno empieza a abrir el programa, ve que es extensivo a la atención de la malnutrición, y que también atiende al sistema de producción y comercialización con un control de los precios; en este sentido, estamos convocando a todas las instituciones abocadas no solamente a la atención del hambre como por ejemplo los comedores, sino también a grupos de la economía social, ONG, empresas que realizan actividades vinculadas a la Responsabilidad Social Empresaria (RSE)”.

Acceso al alimento

Asimismo, la presidenta del Concejo Deliberante remarcó que “muchas veces, estos esfuerzos son aislados, por lo que la idea es poder trabajar en dinamizar la economía local y hacer accesibles los alimentos, por una cuestión de precios y de llegada a los productos” y señaló que “muchas veces, nosotros hablamos de que consumir pescado en la ciudad, aunque parezca paradójico, es complejo porque no es accesible, no tenemos todas las especies, los precios para que cualquier familia pueda consumirlos, y entonces estamos apuntando no solamente al hambre, sino a mejorar la nutrición de los niños y familias, y generar puestos de trabajo y empleo genuino, a partir de nuevos emprendimientos, en su mayoría vinculados a la economía social”.

Más de 70 instituciones

En cuanto a las referencias de precios, “las mismas vienen a nivel nacional y el control de precios es lo más complejo, por eso es sano que lo planteen a partir de un programa nacional”, indicó Corvalán, agregando que “lo que nosotros podemos hacer en términos locales es acordar la articulación entre los distintos actores; tenemos invitadas alrededor de 70 instituciones, y cuando uno empieza a hacer el relevamiento de aquellas que trabajan sobre los ejes que mencioné, la verdad es que el número es llamativo para bien, pero es sano que el Municipio articule estos esfuerzos”.

Relevamientos sociales

La idea, independientemente de la coordinación interinstitucional, es fijar un denominador común entre los distintos sectores públicos, privados y estamentos: “Esta semana justamente hablaba con algunos empresarios y ellos decían que llevan adelante algunos programas. Pero la idea es comprometerse en orientar los esfuerzos hacia estos ejes, y trabajar bien enfocados en estos lineamientos que hoy son los que nos apremian. La crisis en la cual estamos viviendo lo plantea como una urgencia. Por supuesto, el programa tiene algunas propuestas de corto plazo y de coyuntura, pero cuando uno habla de nutrición, planteamos un largo plazo. Inclusive, en la mesa participan investigadores que estudian desde lo social, hasta una línea de trabajo en el CCT Conicet-Cenpat donde han hecho mediciones en los barrios, de los niños, sus tallas. Todo ese conocimiento también hay que aplicarlo en pos de ir analizando cómo van evolucionando las medidas que vamos aplicando”, explicó la Viceintendenta.

Trabajo articulado

Por otra parte, señaló que “para nosotros, como Municipio, está el compromiso de direccionar recursos que hoy tiene la Municipalidad; ya lo mencionó varias veces Gustavo Sastre cuando le preguntaron por el Presupuesto, comentando que una de las partidas más importantes era la de Desarrollo Comunitario”, sumando a ello que “cómo se ejecuta eso, tiene que ver con el lugar hacia el cual se direcciona, con los esfuerzos económicos, y también está previsto que desde Nación se bajen para todo el país unos 9 mil millones de pesos en tres meses”.
“Esto último”, continuó, “también habla de que el Gobierno Nacional está viendo eso, que no solamente es dinero para acción social, sino cómo enfocarlo, y nosotros vemos bien que se trabaje de manera articulada y que se proponga desde Nación”.

Fondos para emprendimientos

Asimismo, la titular del cuerpo de concejales planteó que “hoy estamos alineados y articulando, y tenemos que estar preparados para esta bajada de fondos; para que, cuando el programa empiece a implementarse a nivel nacional, ya tengamos discutido, con los sectores sociales, hacia dónde queremos bajar estos fondos”.
A ello, añadió que “estamos hablando de que esto implica fondos para microcréditos para poner en marcha emprendimientos; a nivel local, hay que impulsar toda una maquinaria, para la cual si queremos utilizar bien los fondos, tenemos que tenerla prevista y preparada para ejecutarlos correctamente”.

Asistencia alimentaria

La nutrición y el rol del Economato en términos locales también constituye un eje fundamental: “El Economato funciona muy bien, tiene sus limitaciones de escala, por supuesto, y sobre todo en esta época donde la demanda de este tipo parecería acrecentarse día a día. Lo que siempre hablamos con Lucila (González) desde el área de Desarrollo Comunitario es que las asistencias como la bolsa de alimentos o la vianda que se puede recibir desde el Economato, tienen que ser medidas coyunturales. Es decir, deberíamos atender a una familia que en su vulnerabilidad demanda esto, pero también, en estos tres o cuatro meses de atención a la misma, hay que ver cómo puede ir generando las herramientas para tener sus propios ingresos. Y luego, cuando los genera, ver la calidad de los alimentos que consumen”.

Sumar calidad nutricional

Sobre esto último, Corvalán detalló que “una de las cosas que estamos revisando, según cómo nos vamos enfocando en el programa, es el contenido de la bolsa de alimentos y qué calidad nutricional tiene, evitando que la misma solamente tenga fideos y arroz y empezar a pensar, con el INTA y el programa Prohuerta, cómo se les enseña a las familias a hacer huertas en su jardín”, por lo que podrían “recibir esa bolsa más alimentos frescos que pueden tener en su casa, y se puede ir enseñando cómo mejorar el valor nutricional de los alimentos en la familia; esto impacta directamente no sólo en el desarrollo físico, sino mental, y habla de la calidad de la población que vamos a tener dentro de unos años; esa es la preocupación”.

Participación abierta

Por último, la Viceintendenta abrió la invitación a todas las organizaciones que estén interesadas en sumarse a la presentación, que se realizará en la UTN, en pos de extender el abanico de instituciones que colaborarán de manera conjunta en su implementación: “Se pueden sumar, el encuentro será a las once de la mañana en la UTN, la idea es participar de una mesa de trabajo, escuchar distintas voces y mostrar el programa, planteándolo respecto de cómo va a seguir hacia adelante. La invitación es abierta y la jornada estará conducida por el Intendente”.

Canales de comercialización

En cuanto a los lineamientos del programa en el espectro nacional, desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación describieron que “la economía popular, el cooperativismo y la agricultura familiar serán actores centrales de estas políticas públicas”, por lo cual “se crearán y fortalecerán los mercados populares, que son espacios de comercialización que promueven precio justo y consumo responsable a partir del encuentro entre productores y consumidores, sin intermediarios”.
También, apuntan a instrumentar créditos a tasas bajas e incentivos a la economía social y agricultura familiar, a partir de préstamos “a tasas que no superen el 2 o el 3 por ciento y que están destinados a la compra de herramientas y maquinarias”.
Asimismo, promoverán las compras comunitarias y las redes locales de comercialización “para que, de manera solidaria, los consumidores puedan organizarse para realizar sus compras directo al productor, en un equilibrio justo entre precio y calidad”.

Promotores comunitarios

Otro aspecto de la iniciativa apunta a que los denominados “promotores” tendrán como objetivo “controlar la talla y el peso de niñas y niños, y facilitarán la articulación de las políticas alimentarias con las políticas sanitarias, materno infantil, primera infancia, adolescencia, adultos mayores, entre otras”, al tiempo que “contribuirán al fortalecimiento de comedores escolares y comunitarios, y a la educación alimentaria y nutricional”.
También habrá nuevos mecanismos de participación como el Consejo Federal Argentina contra el Hambre, con facultad para elaborar propuestas de políticas públicas participativas y diseñar estrategias de fortalecimiento de las economías regionales y locales vinculadas a la producción de alimentos.

Observatorio

La articulación institucional es un aspecto que será transversal al programa; se creará el
Observatorio Nacional Argentina contra el Hambre, integrado por universidades y centros de estudio que estarán a cargo del monitoreo, seguimiento y evaluación del Plan.
En la misma línea, el programa “contempla el fortalecimiento de las redes solidarias vinculadas a la seguridad alimentaria y nutricional”, para lo cual “se llevará a cabo la creación de un nuevo espacio de articulación participativo, solidario y creativo de referentes sociales nacionales, provinciales, municipales, y de medios de comunicación, destinado al fortalecimiento del Plan, buscando la promoción de campañas y acciones solidarias para contribuir a mejorar la alimentación y la nutrición de población”.