El 2020 arrancó con un estreno polémico en lo que es una de las plataformas de streaming más populares de la Argentina. Y es que Netflix lanzó hoy 01/01 una serie sobre la muerte del fiscal Nisman que ya generó revuelo en redes sociales y ya dejó ver la grieta. Mientras muchos seguidores K aplauden la iniciativa, otros anti kirchneristas siguen quedándose con la teoría del asesinato del fiscal. Los menos fanáticos la tildan de «buena» o «interesante», pero la batalla en Twitter la protagonizó el documental dirigido por Justin Webster, que dijo que lo único que espera de su creación es «que los espectadores lleguen con más claridad sobre lo que pasó al final de la serie».

Netflix eligió el 1ero de enero del 2020 para lanzar el estreno en la Argentina de su serie Nisman: El fiscal, la presidenta y el espía. Y de inmediato, las críticas y elogios no pararon en llegar, y por supuesto, las redes sociales se encendieron entre quienes tildaron la producción como «muy buena» y entre quienes aseguran que «los K» quieren esconder la teoría del supuesto suicidio de Alberto Nisman.

La serie cuenta con 6 capítulos -392 minutos en total-. Dos de ellos con títulos con símbolo de pregunta. el 2: se titula «¿Suicidio?». Y el 5, «¿Homicidio?».

Su creador es británico: Justin Webster, y aprovechó este 2020, cuando se cumplen 5 años de su muerte, para tirar a la palestra pública su meticulosa investigación.

Webster aseguró que para la realización de la serie hizo unas 60 entrevistas grabadas «fuera de cámara», y aseguró que «hay mucha gente que ayuda a contar esta historia, busqué la forma de contar y mostrar todo real».

Entre los testimonios que se ven en la serie, es la del ex canciller Héctor Timerman, quien visiblemente enfermo habla sobre el memorándum con Irán y todo lo que envuelve al caso Nisman.

En la serie también hablan fiscales, abogados, políticos, ex funcionarios, periodistas y hasta el presidente Alberto Fernández, que asegura que tiene dudas sobre lo que ocurrió con el fiscal Nisman: «hasta el día de hoy, dudo que se haya suicidado», dice.

Sin embargo, no queremos spoilear la serie, por lo que siguiendo la teoría de su creador, lo mejor es verla y que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones con dos preguntas claves durante toda la trama: homicidio o suicidio.

Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía (España-Alemania/2019). Dirección: Justin Webster. Guión: Martín Rocca y Justin Webster. Fotografía: Lucas Gath. Edición: Gabiñe Armentía. Música: Laro Basterrechea. Disponible en: Netflix.

La grieta en Twitter:

Por supuesto la serie ya generó una batalla campal en Twitter por parte de los fanáticos K y los no tanto.

Del lado más kirchnerista han salido a elogiar la serie. Una de las primeras que opinó sobre la investigación que estrenó hoy Netflix fue Graciana Peñafort.

«Me acoste tardisimo y despues de haber asaltado la bodega llena de botellas con historias geniales de @AleRuaTwit. Y me levante 3 hs despues para ver el documental sobre Nisman en Netflix. Es TRE MEN DO!!!. No dejen de verlo, porque es TRE MEN DO», escribió la abogada recomendando la serie.

El periodista Pablo Duggan también mandó a ver la serie. y en su cuenta de Twitter escribió:

«Feliz año. Ya está en @NetflixLAT la docuserie sobre #Nisman. Pude verla entera y voy a dar mi opinión. Pero lo más importante es que la vean. Voy a ir contando algunas cosas en estos días. Si quieren preguntar o debatir sobre la serie, acá estamos…», escribió y además agregó un hilo desmintiendo algunos testimonios que salen en la serie, como el de su colega Jorge Lanata:

«En el 1er capítulo aparece Lanata diciendo: «¿a ustedes les parece verosimil que un tipo que se pasa 10 años investigando algo y va a dar su conclusión se suicida el día antes?». Que mentira la de Lanata. Nisman no iba a hablar de la causa Amia, sino de su encubrimiento», agregó.

Le siguieron los macristas o anti K, que aseguraron que al fiscal Nisman lo asesinaron: «Estoy viendo el documental de #Nisman por Netflix. Un documento histórico fundamental para recuperar y mantener la MEMORIA. Lo veo y me cuesta creer que una parte importante de este pueblo haya vuelto a confiar en estos asesinos traidores a la Patria», escribió una usuaria.

Por supuesto, quienes más encendieron las redes fueron los usuarios «comunes» de Twitter, que gracias a sus cuentas «de bajo perfil» aprovecharon para escribir todo tipo de opiniones y barbaridades sobre la serie, con total impunidad, como es costumbre en la red social.