Un nuevo sismo de magnitud 6,0 generó una situación de caos en Puerto Rico sobre la mañana del pasado sábado, causando más daños en la costa sur de la isla, según reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).
El epicentro del sismo estuvo ubicado a 1,.4 kilómetros al sureste de Guánica, un municipio ubicado al sudoeste de Puerto Rico, y su foco se ubicó a 5.0 kilómetros de profundidad.
Hasta el momento, la red sísmica de Puerto Rico no ha activado ninguna alerta por riesgo de tsunami, pero la Autoridad de Energía Eléctrica del territorio estadounidense reportó en Twitter que varios sectores de la isla perdieron el servicio eléctrico debido al movimiento telúrico.
En los últimos días, la isla se ha visto afectada por una serie de sismos que han causado al menos un muerto y graves daños materiales. Según reseñó la agencia de noticias Reuters, la Red Sísmica de Puerto Rico informó que el del pasado martes fue el peor sismo en sacudir la isla en más de 100 años, lo que llevó a la gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, a declarar el estado de emergencia.
En ese movimiento, de una magnitud de 6,4, murió un anciano en la ciudad sureña de Ponce y ocho personas resultaron heridas. Su epicentro se localizó al sur de Puerto Rico, a una profundidad de 10 km, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Horas después, le siguió una réplica de 6,0.
Desde el 28 de diciembre Puerto Rico ha sufrido más de 1.800 movimientos telúricos, a causa de una «secuencia sísmica». Este fenómeno consiste en un evento sísmico principal, precedido o seguido de una serie de réplicas de menor magnitud.