Una joven mujer que se encontraba realizando tareas como operadora del sistema de estacionamiento medido en calle 25 de Mayo de Puerto Madryn, ingresó a un comercio para usar el baño, cuando advirtió la maniobra que estaba llevando adelante una “mechera” quien sustraía remeras del local.
La trabajadora municipal dio aviso de lo que ocurría a su hermana que resulta ser una de las empeladas del comercio céntrico de la ciudad del golfo, tras lo cual se retiró para continuar con su jornada laboral.
Minutos más tarde, la ladrona salió del comercio y cuando la operadora se encontraba cobrando una oblea, le propinó sin mediar palabra una certera trompada en el rostro. Por el hecho, intervino personal policial que identificó a la agresora.