Mientras avanza la investigación por el homicidio de la reconocida vecina de Puerto Madryn, Beryl Williams de 86 años y asesinada en ocasión de robo el pasado lunes 30 de diciembre, trascendió que uno de los tres sujetos detenidos por el hecho, Manuel Colón, comenzó una huelga de hambre para solicitar su traslado a otro destacamento policial.
El sujeto, que actualmente cumple prisión preventiva por cuatro meses en Comodoro Rivadavia y es uno de los sospechosos del crimen, tomó la decisión de no ingerir alimentos, a modo de protesta para ser trasladado a otra dependencia; incluso días atrás lo habían desplazado desde una comisaría de Trelew hacia la Alcaidía de la ciudad petrolera, luego de que prendiera fuego un colchón dentro del calabozo.
El individuo cuenta con un importante prontuario policial y, tras protagonizar una gresca dentro de la Alcaidía, comenzó la huelga de hambre solicitando ser trasladado nuevamente a la localidad de Trelew, algo que podría finalmente concretarse.
Desde la Defensa Pública realizaron un acta por el inicio de la huelga de hambre; Colón ya había sido condenado en 2007 por un homicidio y actualmente es “conocido” en el ámbito policial. Intervino un defensor de Puerto Madryn, quien ofició la presentación ante el Ministerio Público para que luego se determine si la Justicia accede a lo exigido por el recluso.
Manuel Colón fue detenido en julio 2016 junto a uno de “Los Ramones” y otro sujeto, tras haber ingresado a la casa del juez Jorge Pfleger con intenciones de robo; en el caso del primero, el pedido de su defensa de que recupere la libertad fue negado, considerando la reiteración de hechos delictivos y que ya había cumplido una condena reciente por el homicidio de un joven, ocurrido en Trelew.
En aquél entonces, Colón había solicitado tener condiciones de detención “más cómodas”, e incluso la situación atravesó una importante polémica, luego de que un juez de Trelew resolviera que el individuo aguardara en libertad el juicio oral y público por ese hecho, tras cruzárselo en la calle y verlo “mejor”, según expresó.
Pocos días después de que Beryl Williams fuera hallada muerta en su domicilio de Albarracín al 400, Colón fue aprehendido junto a otros dos sujetos, estos últimos integrantes de la banda delictiva conocida como “Los Ramones”.
Ahora, está acusado de ser uno de los delincuentes que ingresó a la vivienda con intenciones de robo, y que ató y amordazó a la mujer de avanzada edad, quien finalmente murió por “asfixia”, según lo determinó la pericia realizada por el Cuerpo Médico Forense.
En caso de ser hallado culpable en un eventual juicio, podría ser condenado junto a sus cómplices a la pena de prisión perpetua por “homicidio agravado”.

Municipalidad de Puerto Madryn